Nagel, la fundación de voluntariado financiero

Un economista crea una entidad para asesorar a gente con problemas económicos de forma gratuita

4 min
Raphael Nagel, presidente de la fundación / NAGEL
16.01.2017 00:00 h.

No hay educación financiera en España. El economista Raphael Nagel llegó a esta conclusión tras aterrizar en la península después de trabajar durante 17 años para bancos y fondos de inversión, entre ellos el grupo Deutsche Bank, desde Londres.

En 2010 sufrió un infarto que le hizo replanteárselo todo. Fue entonces cuando decidió tomarse un año sabático en territorio español y fue precisamente donde descubrió la poca educación financiera de la sociedad. “Nunca había visto tanta deuda particular ni en pymes” explica a Crónica Global.

Asesoramientos financieros

Decidió constituir una compañía, Exante Merchant Bankers, que se dedica a la compraventa de empresas, y decidió poner su granito de arena para ayudar a la sociedad. Creó la Fundación Nagel, contra la exclusión social provocada por el sobreendeudamiento y a favor de la educación financiera.

“Asesoramos y educamos, aportamos conocimiento. Analizamos todas las posibilidades que tiene una persona con problemas económicos y le aportamos soluciones”. Y lo hace de forma totalmente gratuita. “Para ganar dinero ya tengo mi empresa”, añade.

Nagel ha asesorado casos como los de un hombre de 70 años con una baja pensión de jubilación, un hijo en paro, una hipoteca y varios créditos. Una madre soltera de dos niños con 900 euros de sueldo. O un hombre prejubilado al que desahuciaron, cuya mujer se suicidó ese mismo día, su hijo tuvo que pagar un psicólogo y él acabó viviendo en un cajero.

Política de avestruz

Habla de la Ley de segunda oportunidad o de quiebra de personas como algo desconocido en la sociedad. “En España hay 600 concursos de personas físicas anuales, mientras que en Alemania, que tiene un endeudamiento mucho menor, hay unas 100.000”.

Desmonta la política de avestruz en la que, quien no tiene dinero, se siente un fracasado. “Trump pasó por seis concursos de acreedores y ahora es presidente de Estados Unidos” dice. Pero en España no hay cultura de pedir ayuda, la mayoría de veces por vergüenza.

Implicación judicial

La Fundación Nagel organiza talleres con jueces de toda España dispuestos a explicar las medidas --“los instrumentos, que los hay”-- de una forma divulgativa para que los asistentes puedan hacer preguntas, además de acercarse a la figura de un juez “y que él también vea lo que hay más allá de la sala. Que toque la realidad”.

La entidad nace con espíritu altruista para ayudar a todo aquel que no sepa por dónde empezar ante un problema económico. “El Estado no pone asesores y hay un hueco tremendo” dice Nagel. Él y otros nueve compañeros, todos voluntarios, llevan ya medio año asesorando en más de cien casos.

Algunos, cuando mejora su situación económica, hacen donativos a la fundación en señal de agradecimiento. “Impacta mucho ayudar a alguien que está con la soga al cuello cuando a mí no me ha costado nada”. Raphael Nagel es optimista y cree que la falta de educación financiera se revertirá.

¿Quiere hacer un comentario?