Menú Buscar
El presidente del patronato de la fundación Mobile World Capital de Barcelona, Carles Grau (i), junto a la consejera de Empresa, Àngels Chacón (d) / MWCapital

La MWCapital triplicará las donaciones de privados

La principal aportación será la de Caixabank, que se ha comprometido a inyectar 500.000 euros a partir del próximo año

18.07.2019 00:00 h.
5 min

La Mobile World Capital Barcelona (MWCapital) celebra este jueves un patronato en el que se confirmarán las condiciones de la entrada de Caixabank en el grupo, la primera entidad que se integrará en la fundación. Su incorporación permitirá mejorar en el apartado de aportaciones privadas, la gran asignatura pendiente desde la constitución de esta organización. De hecho, los 500.000 euros que aportará a partir de 2020 implicará triplicar las donaciones recibidas en 2018.

La única aportación extraordinaria en este sentido que se cerró en el ejercicio pasado fueron los 150.000 euros de Vodafone, tal y como se resalta en el presupuesto que se ha presentado para 2019. La proyección económica que ha firmado el presidente de la MWCapital, Carles Grau, ha sido especialmente optimista en este capítulo. A los 15 millones de euros que se cubren desde el Ministerio de Economía y Empresa, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona se apuntaron otros dos millones por la “posibilidad de la incorporación de nuevos miembros a la mesa del patronato”.

Aportación ‘proporcional’

Caixabank ya realizará una aportación por los seis meses que quedan de ejercicio que será “proporcional”, tal y como indican desde la fundación. Por lo que será capital para poder cumplir con lo proyectado, que implica incrementar el 9% los ingresos por subvenciones de los 15,64 millones registrados a finales de 2018 a los 17,07 millones.  

Imagen del encuentro del patronato de la fundación de la Mobile World Capital de 2018 / MWCapital
Imagen del encuentro del patronato de la fundación de la Mobile World Capital de 2018 / MWCapital

Los ingresos que recibe la MWCapital en otros conceptos están muy por debajo de las subvenciones públicas que recibe. El programa de promociones, patrocinios y colaboraciones facturó 1,7 millones el año pasado, cifra que no se podrá repetir en el actual. De hecho, el presupuesto contempla un descenso del 15%, hasta los 1,4 millones. Esta diferencia se explica por el fin de los programas Going Digital y D-Lab, dos iniciativas enmarcadas en la transformación digital.

Prioridades de la MWCapital

Ahora, la prioridad de la fundación es acercar la comunidad científica y emprendedora para dar forma a nuevas empresas, el proyecto llamado Collider; pone el foco en la identificación y atracción de talento en el Barcelona Digital Talent; se reivindica la ciudad como un laboratorio tecnológico asociado al 5G o la Inteligencia Artificial, entre otros; y en abordar el debate ético sobre los cambios que se generan con la tecnología, que se mantienen en el grupo llamado Digital Future Society.

Se espera que la entidad financiera se implique de forma específica en este último programa, dirigido por Esteban Redolfi. La MWCapital aspira a ser uno de los actores destacados en un debate que debería marcar los límites a innovaciones que están a la vuelta de la esquina como la identificación facial masiva en el sector servicios o definir los derechos específicos de la identidad digital.

Pagos a GSMA

En el capítulo de gastos de la fundación, destaca la aportación de 10,11 millones que paga a GSMA, una suerte de patronal del sector que organiza el Mobile World Congress (MWC). La contribución anual para acoger el congreso llega a los 9,5 millones, a los que se suman 588.000 euros en concepto de “otras obligaciones contractuales de soporte” al evento y 30.000 euros de intereses aplazados del pago a la firma con sede en Londres.

La proyección económica de la MWCapital es que a finales de año el excedente llegue a los 200.000 euros, el 46% más que el remanente del ejercicio anterior. Se espera llegar con 8,8 millones de euros en caja, menos que los 9,28 millones con los que se inició el año. Con todo, la fundación advierte de que esta cifra es aproximada. Si no consigue los dos millones extra de subvenciones privadas, deberá tirar más del dinero que está en la caja.