Menú Buscar
Dispositivo de seguridad en el Puerto Olímpico tras un incidente

Un local del Puerto Olímpico queda precintado por cerrar más tarde de lo debido

El Ayuntamiento de Barcelona destaca que el establecimiento tenía 36 denuncias y avisa de otro caso similar en el que trabaja

3 min

La Guàrdia Urbana de Barcelona ha precintado uno de los locales de ocio nocturno del Puerto Olímpico tras recibir 36 denuncias sobre él. Se trata del local El Rey de Istambul, situado en el muelle de Mestral de la zona de fiesta de la capital catalana y la mayor parte de las quejas interpuestas tenían que ver con el horario de apertura al público. 

El concejal del distrito de Sant Martí, David Escudé, ha detallado que este local tenía licencia para actuar como restaurante y como discoteca, es decir, que a partir de las 5.00 de la madrugada debía estar cerrado y sin clientela. Sin embargo, el establecimiento inclumplía este límite. Y asegura que no es el único de la zona que ha excedido las normas de convivencia urbana.

Local de 'after' ilegal

El concejal de Barcelona ha explicado que la extralimitación horaria era algo recurrente en el local clausurado, que más allá de las cinco de la madrugada continuaba abierto de forma ilegal como after. El Rey de Istambul se mantendrá clausurado, al menos, durante los próximos seis meses.

Zona de ocio nocturno en el Puerto Olímpico de Barcelona / GOOGLE

Esta era una de las discotecas del Puerto Olímpico que más quejas recibía por parte de los residentes de la zona, un rasgo por el que Escudé ha valorado que su cierre es una una noticia "feliz para los vecinos". Esta zona de ocio se encuentra en la diana del consistorio que lidera Ada Colau, cuyo objetivo es reducir el número de locales nocturnos en pos del buen "uso del espacio público". 

Habrá más cierres

El concejal ha asegurado que hay otro local en el Puerto Olímpico que se ha extralimitado en varias ocasiones y con el que "el Ayuntamiento está trabajando en la misma dirección" que el que se ha cerrado este lunes. "En breve espero dar más buenas noticias en este sentido", ha declarado ante los medios después de asegurar que, desde el consistorio, continuarán "persiguiendo a aquellos establecimientos que no cumplan con los requisitos y con la legalidad". 

La zona no está exenta de polémica, sobre todo después del verano de 2019. Durante los meses centrales del año se vivieron varios episodios de robos y peleas de gran violencia que acabaron con la vida de varias personas. Entre ellas, la de una joven vecina de El Vendrell y un chico chino que recibieron una puñalada y una paliza (respectivamente) que sesgaron sus vidas.