Menú Buscar
Aceitunas en un olivo / UNSPLASH

Italia y Grecia se beneficiarán de las tasas de EEUU al aceite español, que algunos lograrán eludir

Ambos países no serán castigados con nuevos aranceles, mientras que algunos productores nacionales podrán sortearlos exportando desde fuera de España

7 min

La imposición de aranceles al aceite de oliva españoldesde el 18 de octubre quita el sueño a un sector de por sí ya castigado por la caída de los precios. Las nuevas tasas se aplican como castigo por las ayudas comunitarias al consorcio Airbus, en el que participan España, Francia, Alemania y Reino Unido, que nada tiene que ver con el sector agroalimentario, pero así lo ha avalado la OCM.

De esta manera, un sector, el olivarero debilitado se ha encontrado con un problema añadido, los nuevos aranceles a la exportación a Estados Unidos, del 25%, problema que no tendrán otros exportadores europeos productores de aceite, como Grecia e Italia, que no forman parte de Airbus y no se les impondrán aranceles al enviar sus artículos a EEUU. Grecia tomará aire si finalmente se aplican esas tasas, pero en Italia se frotan las manos. Italia ya era el mayor exportador de aceite de oliva al país norteamericano, a pesar de ser el segundo mayor exportador mundial por detrás de España, y eso que los precios españoles son más bajos.

Por debajo de los dos euros

Los precios en España cayeron al inicio de 2018 un 26%, hasta los 3,53 euros por kilo de aceite, según datos del Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura de Andalucía, pero durante 2019 han bajado un 44%, hasta situarse por debajo de los 2 euros por kilo actuales, cantidad por debajo incluso de los costes de producción, que son de 2,75 euros por kilo.

En Italia, se paga el aceite de oliva virgen extra a 4,36 euros por kilo y en Grecia a 2,79, pero la exportación​ de este último país es residual comparada con Italia y España. Presumiblemente, Italia seguirá siendo el mayor exportador de aceite de oliva a Estados Unidos desde el 18 de octubre e incluso ampliará su cuota de mercado, aunque existen productores españoles que conseguirán eludir el problema de las nuevas tasas.

Olivareros manifestándose para reclamar mejores condiciones para el sector / EUROPA PRESS
Olivareros manifestándose para reclamar mejores condiciones para el sector / EUROPA PRESS

Exportaciones desde fuera de España

Diversos olivareros españoles disponen de instalaciones en otros países, como Portugal, Túnez o incluso Estados Unidos, y eso podría permitirles exportar a EEUU eludiendo las tasas, Además, de las 120.000 toneladas que llegan cada año a Estados Unidos, la mitad del aceite está envasado, pero la otra mitad lo hace a granel y ese aceite no se verá gravado.

Así es como piensan algunos productores librarse de las nuevas tasas, como es el caso de Dcoop, compañía acusada por otras productoras de reventar el sector haciendo caer los precios, o Migasa, que dispone de una fabrica en Portugal, país al que no se le imponen aranceles. En ambos casos, estas empresas tienen instalaciones de producción y envasado fuera de España, con lo cual su aceite no partiría rumbo a EEUU desde España y eludiría nuevos pagos. Dcoop incluso dispone de dos envasadoras en EEUU, una en cada costa, con lo cual podría envasar allí el aceite español llegado a granel, que no conlleva pago de tasas, como le ocurre a la empresa portuguesa Sovena, que aunque opera desde Sevilla tiene una envasadora en Nueva York. Otra empresa española, Acesur, cuenta con una importadora de aceites en EEUU desde 2017 denominada Tee Pee y marca propia en Estados Unidos, y a través de ella lograría no pagar aranceles.

Borges exporta desde Túnez

La empresa catalana Borges, propiedad de la familia Pont, no solo produce frutos secos, quizá su actividad más conocida. También se dedica al aceite de oliva y lo exporta, entre otros países a Estados Unidos. Esta empresa hace tiempo que decidió invertir en Túnez, otro de los mercados que a buen seguro se verá beneficiado por la imposición de aranceles a España, al igual que Turquía.

Así, Borges exporta a EEUU desde Túnez y su producto estrella, que es el aceite ecológico, que vende a mayor precio. Borges mueve desde el país norteafricano más de 5.000 toneladas de aceite de oliva al año hacia el mercado norteamericano, y dispone de instalaciones en la ciudad tunecina de Spax para multiplicar por siete esa producción. Quizá ahora sea el momento.

"Derecho a negociar"

La medida de aplicar nuevos aranceles, respaldada por la OMC, puede durar, caso de producirse finalmente, entre cuatro meses y cinco años, hasta que se abonen a Estados Unidos 6.800 millones de euros extra e incluye tasas del 25%. El presidente estadounidense, Donald Trump, no es partidario de la negociación, aunque ésta se agotara el día 14 en una reunión entre representantes de la UE y Estados Unidos en Suiza. Bien es cierto que la administración Trump se reservó el “derecho a negociar” y a eso se siguen agarrando desde España tanto olivareros como gobierno, pero no será fácil que EEUU rechace 6.800 millones de euros que la OMC ya ha avalado.

La mayor preocupación dentro del sector olivarero español la tienen los pequeños productores, que tras soportar precios por debajo de costes ven ahora como sus exportaciones van a ser más costosas y menos atractivas. Además, Italia y Grecia ya hacían piña en Estados Unidos frente a las exportaciones olivareras españolas y los aranceles provocarán que los productores de ambos países estén más unidos que nunca.