Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un operario de obra durante el estado de alarma / EP

El inicio del estado de alarma deja a los españoles sin 20.000 millones

El ahorro en las familias llega a máximos desde 1999 al mismo tiempo que se limitan los ingresos por los ERTE

3 min

Los españoles dejaron de recibir 20.000 millones de euros en salarios durante el segundo trimestre del ejercicio en curso, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El inicio de la crisis del coronavirus también ha provocado que la tasa de ahorro supere el 30% en los hogares en el mismo período, su valor más alto desde 1999. 

Así, los españoles percibieron en honorarios un montante de 125.000 millones de euros desde marzo a junio. Esta cifra contrasta con los 145.000 millones que se embolsaron durante el mismo período de 2019. La principal razón del descenso es el inicio del estado de alarma y, con él, el envío de millones de personas a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

El ahorro se dispara

A pesar de que los trabajadores soportaron un recorte de sus salarios, el confinamiento de marzo, abril y mayo, disparó la capacidad de ahorro de los hogares a máximos históricos. En concreto, el coronavirus llevó a que dicha ratio de la economía familiar se situara en el 31,1%, su valor más alto de toda la serie historica del instituto. Esta tasa supera en más de diez puntos el anterior máximo, del 20,1%, que se alcanzó durante el segundo trimestre de 2009.

El ahorro de los hogares se situó en 60.204 millones de euros, frente a los 36.856 millones de euros del segundo trimestre de 2019.

España recauda un 20% menos

Y si los salarios de los españoles han sufrido recortes y la capacidad de ahorro de las familias ha incrementado (por miedo a no disponer de liquidez y por el inicio del confinamiento), las arcas del Estado han dejado de ingresar un 20% respecto al mismo período de 2019.

La renta nacional bruta alcanza los 250.701 millones de euros en el segundo trimestre de 2020. “Esta disminución de renta se debe a la reducción del excedente de explotación de las unidades productivas residentes (del 23,1%, hasta 105.422 millones), así como a una menor remuneración percibida por los asalariados residentes en la economía (que disminuye un 14%, hasta 125.607 millones)", señala el INE en su comunicado. También subraya que "baja en el 40,5% el montante devengado de impuestos sobre la producción y las importaciones, netos de subvenciones, hasta 19.373 millones”.