Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio de la sede de Iberdrola en Madrid  / EP

Iberdrola gana un 5,3% más hasta marzo y mantiene previsiones para 2020

El beneficio reportado se eleva a 1.257 millones por las plusvalías de la venta de la participación en Siemens Gamesa, lo que compensará el impacto del Covid-19

3 min

Iberdrola cerró el primer trimestre del año con un resultado ordinario de 968 millones de euros, un 5,3% por encima del registrado en el mismo periodo de 2019, pese a los efectos negativos de la crisis del coronavirus. La compañía mantiene las previsiones para el conjunto del ejercicio, en el que prevé invertir más de 10.000 millones.

El beneficio reportado ascendió a 1.257 millones, un 30,4% más, debido al efecto de la venta de la participación en Siemens Gamesa, que reportó ingresos de 1.100 millones y plusvalías de casi 485 millones. El resultado bruto de explotación (Ebitda) del trimestre se elevó un 5,8%, hasta 2.751 millones.

Caída en España

La compañía compensó con la evolución del negocio liberalizado y el de renovables, que mejoraron un 26,5% y un 6,1%, respectivamente, el peor desempeño en España, debido a los efectos negativos de la declaración del estado de alarma, a mediados de marzo, a causa del Covid-19.

Tales efectos se concretan en una notable caída de los precios en el mercado mayorista de la electricidad (37%) y de la demanda en el sietema penínsular (3,2%), lo que hizo que Iberdrola España redujera un 7% su beneficio neto y un 3% su Ebitda.

Inversiones récord

Otra de las claves para compensar los efectos de la pandemia fue el incremento del 51% experimentado por las inversiones durante los tres primeros meses del año, que se concentró en el desarrollo de las redes y los nuevos proyectos renovables. En los últimos 12 meses, la compañía que preside Ignacio Galán ha puesto en operación unos 5.500 megawatios de energía verde en todo el mundo.

Precisamente, este notable proceso inversor ha elevado la deuda financiera neta por encima de los 38.000 millones, 1.363 millones más que al cierre del primer trimestre de 2019. La compañía destaca que su posición de liquidez asciende a 14.400 millones, suficiente para cubrir las necesidades financieras de 30 meses en un escenario de normalidad.

Iberdrola estima en más de 10.000 millones las inversiones realizadas desde enero de 2019, cifra que coincide con el objetivo que mantiene para el conjunto de 2020 y que supone un récord histórico. En la junta de accionistas, Galán también anunció que la empresa batirá los resultados logrados en 2019, también máximos de siempre, pese a la crisis generada por el coronavirus.