Menú Buscar
Imagen de una habitación del Hotel Alma de Barcelona, de cinco estrellas / CG

El 'procés' resta el 10% de clientes a los hoteles de lujo de Barcelona

Los alojamientos de cinco estrellas y gran lujo siguen por debajo de los niveles de ocupación y precio registrados antes del órdago de 2017

13.06.2019 12:07 h.
3 min

El procés ha ahuyentado un 8% de los clientes de los hoteles de lujo de Barcelona. El desafío independentista en Cataluña ha fulminado parte del rendimiento de los alojamientos de cinco estrellas y cinco estrellas gran lujo, que han registrado una ocupación media del 67% y un precio medio de 255 euros de enero a mayo. La cifra contrasta con el 74% de ocupación y los 261 euros de tarifa media de los cinco primeros meses de 2017.

El presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB), Jordi Clos, ha desgranado hoy las cifras en Barcelona. "El reto para el nuevo gobierno municipal de Barcelona es mejorar la ocupación de los hoteles de lujo, que siguen caídos en precio y ocupación. Es un sector que tiene que mimarse", ha valorado el empresario. Destaca en este sentido el imperceptible avance desde 2018, cuando los establecimientos de alto nivel presentaron una ocupación del 65,5% y un precio medio de 255 euros.

Turismo al alza

El balance semestral del Gremio arroja también datos positivos. En toda la ciudad y el global de segmentos, los hoteles de Barcelona presentaron de enero a mayo una ocupación media del 79,5%, un 3,8% más que el mismo periodo del año anterior. El precio medio alcanzó los 129,9 euros, un avance del 2,3% en la comparación interanual. Los ingresos por habitación o RevPar (revenue per available room en inglés) se quedaron en 103,3 euros, un 6,2% más.

La tendencia para el verano es también positiva para la ciudad condal. Espera el GHB una ocupación media del 85% en agosto, una cifra que puede aún crecer porque las ventas on the books se incrementarán por las reservas que se cierren en lo que queda de junio y julio.

Cuatro deberes

La recuperación del sector turístico catalán, que salió maltrecho del órdago secesionista de 2017, dependerá de varios factores. Los elementos exógenos que contribuirán a la sanación turística de la ciudad serán, según Clos, "la buena gestión de la seguridad y el combate del auge de los robos a turistas, que tienen un gran impacto, además del cuidado del civismo en las calles".

En materia de congresos, el presidente del Gremio de Hoteles ha alertado de que la ciudad condal "ha caído del primer al cuarto puesto en el ránking ICCA de convenciones, siendo superada por Madrid, París y Viena". Ello exige acciones del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña para retener eventos. "Hay que ser competitivos en precio. Una tasa turística superior, como proponen algunos, sería un paso contrario en esta dirección", ha apostillado el directivo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información