Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Clos, presidente del gremio de hoteleros de Barcelona / EP

Los hoteleros de Barcelona reclaman el Hermitage y la ampliación de El Prat

Los empresarios denuncian que la capital se ha vuelto "fea y desordenada" durante el mandato de Ada Colau

4 min

El nuevo presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona, Jordi Clos, ha reclamado este jueves tanto la ampliación del aeropuerto de El Prat como la instalación del museo Hermitage.

Para el empresario, ambas inversiones son clave para que Barcelona vuelva a la senda del "sí", después de que se haya acomodado en el "no" tras el rechazo a ambos proyectos. El hotelero ha pedido un diagnóstico inteligente de la realidad para solucionar los problemas de la metrópolis, ya que según él la imagen de Barcelona posa't guapa (Barcelona, ponte guapa) "se está perdiendo".

La ciudad está "fea"

En rueda de prensa, Clos ha declarado que en los últimos dos años, bajo el mandato de Ada Colau, Barcelona se ha vuelto "fea y desordenada". El propietario de la cadena Derby Hotels Collection ha denunciado la falta de limpieza en la capital y la iniciativa del consistorio de ubicar las terrazas en las calzadas a raíz de la pandemia.

"Cuando lo miras en su conjunto, te das cuenta de que no es la ciudad que teníamos hace tres años. Esto lo dice la gente que viene a nuestra ciudad", ha añadido.

Proyecto del Museo Hermitage Barcelona en la Nueva Bocana del Puerto de Barcelona / HERMITAGE BARCELONA

 

 

Proyecto del Museo Hermitage Barcelona en la Nueva Bocana del Puerto de Barcelona / HERMITAGE BARCELONA

Aeropuerto y Hermitage

El recién nombrado presidente del gremio ha insistido en que cuando se tuvo que aprobar la ampliación anterior de El Prat se recibían 20 millones de pasajeros, mientras que ahora la infraestructura aeroportuaria ya está en los 50.

También ha comentado que Barcelona ya no genera un "impacto mediático exclusivo" como sí logran otras urbes europeas, como París y Londres. En este sentido, ha criticado que se haya parado el Hermitage, así como en su momento la Isla de los Museos y también la llegada del Four Seasons.

Recuperación del sector

El sector hotelero barcelonés cuenta actualmente con el 60% de los hoteles abiertos, aunque parte de ellos aún tienen plantas cerradas, sobre todo los más grandes. La patronal calcula que a finales de año habrá un 85% de establecimientos abiertos, mientras que el 15% restante volverá a operar en 2023 y algunos puede que se acaben vendiendo.

"Tuvimos un junio en el que hubo un 30% en los hoteles abiertos, en julio fue el 55% y en agosto el 65%. Es decir, esto supone una media del 50%", ha desgranado. En total, unas 13.000 personas durmiendo cada día, frente a las 60.000 de 2019.

Terraza de un hotel de NH Hoteles en Barcelona / CG

 

 

Terraza de un hotel de NH Hoteles en Barcelona / CG

Pérdidas millonarias

En estos últimos meses, el precio medio de la habitación en la ciudad ha caído entre un 40% y un 50%, lo que Clos ha calificado de "acierto" porque han conseguido que los negocios hayan podido reactivarse.

Clos ha recordado que los empresarios han perdido 2.700 millones de euros en los últimos 18 meses de la pandemia y que la mitad de los 35.000 trabajadores que ocupan se encuentra en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Turismo de congresos

"Esto es preocupante. Queremos llegar al 85% de los hoteles, no solo es importante recuperar los trabajadores en ERTE, sino generar riqueza suficiente para que los hoteles se puedan mantener. Barcelona pueda mantener su estructura de turismo de ocio", ha advertido.

Para el año que viene, el presidente del gremio ha confiado en que el turismo ferial logre revitalizar al sector. Para 2022, Clos ha adelantado que ya tienen confirmados 300.000 participantes en diferentes eventos y congresos.