Menú Buscar
Luis María Díez-Picazo Giménez, presidente de la Sección Segunda de la Sala Tercera del Tribunal Supremo / CGPJ

Jueces por la Democracia pide al juez de las hipotecas que dimita

La asociación cree que el magistrado Luis María Díez-Picazo Giménez ha incurrido en "incompetencia e incomprensión" y ha ahondado en "la mala imagen" de la justicia

5 min

Jueces por la Democracia ha pedido hoy la dimisión la dimisión del presidente de la sección segunda de la Sala Tercera del Tribunal Supremo (TS), el magistrado responsable de congelar la sentencia que obligaba a los bancos a costear los impuestos de las hipotecas. La asociación de magistrados ha señalado que Luis María Díez-Picazo Giménez ha incurrido en "incompetencia e incomprensión" y ha ahondado en la "mala imagen" de la administración de justicia.

Según la asociación, "sorprende" que Díez-Picazo Giménez, en una "actuación sin precedentes", al día siguiente de conocerse la sentencia, acordara "con carácter urgente dejar sin efecto todos los señalamientos sobre recurso de casación pendientes con un objeto similar" y avocó "al pleno de la sala al conocimiento de algunos de dichos recursos pendientes, a fin de decidir si dicho giro jurisprudencial debe ser o no confirmado". Según Jueces por la Democracia, "no existen precedentes" de la decisión del magistrado. "Sí quería hacer uso de esta facultad, debía de haberla ejercitado antes de la sentencia", han agregado.

"Incompetencia"

La entidad que representan al alimón los jueces Ignacio González Vega y Esther Castanedo García advierte de que al no haber seguido esta senda, el presidente de la sección segunda de la Sala Tercera del Supremo se enfrenta a la "incompetencia, incomprensión y mala imagen de la administración de justicia". Asimismo, cree Jueces por la Democracia que hay peligro de "descrédito de sus propios compañeros a los que preside y que han elaborado una sentencia perfectamente discutida, razonada y razonable".

Imagen de una casa en venta, que se puede adquirir mediante una de las hipotecas que ofrecen los bancos / EFE

Imagen de un chalé en venta / EFE

Según la asociación progresista de jueces, Díez-Picazo habría realizado una "nefasta gestión de este asunto del que es único y exclusivo responsable". Bajo el punto de vista del colectivo de jueces, la decisión de revisar la sentencia sobre el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos (ITPAJD) en las hipotecas "ha generado alarma social y ha provocado desconcierto en la ciudadanía" que, en estos momentos, no sabrían qué hacer con sus préstamos hipotecarios y toda su economía doméstica y ha generado "inseguridad jurídica". Además de hacer "uso indebido de las facultades legales que la legislación le otorga a un tribunal colegiado", el presidente de la Sección Segunda "ha puesto en tela de juicio la imparcialidad e independencia de los jueces, generando ante la ciudadanía una imagen lamentable de sus juezas y jueces".

Sentencia en revisión

Cabe recordar que el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha citado hoy lunes a los magistrados que dictaron la sentencia, que da un giro jurisprudencial y concluye que son los bancos los que tienen que costear el ITPAJD y no los clientes de las hipotecas. El encuentro, de "carácter interno" y convocado por Lesmes, busca "analizar la situación" después de que el alto tribunal decidiera revisar el auto. Asistirán el vicepresidente del Alto Tribunal, Angel Juanes, y propio el presidente de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Supremo, Luis María Díez-Picazo.

El cónclave se produce en mitad de fuertes zozobras en los mercados financieros sobre el efecto que tendrá la decisión del TS sobre la cuenta de beneficios de los bancos. La pasada semana, las entidades financieras perdían hasta el 10% de su valor en los parqués tras conocerse la sentencia. Al día siguiente y cuando se dio a conocer que el alto tribunal examinaría de nuevo la decisión de los magistrados, los bancos rebotaron y se anotaron subidas hasta el 4%. En el inicio de la sesión bursátil hoy lunes, las cotizadas han seguido en su senda ascendiente, con Caixabank, el BBVA y Banco Santander liderando las subidas.