Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Botes de parafina quemándose en la madrugada del domingo en campos de frutales de Lleida para reducir los daños de las heladas / ASAJ

El Govern cifra en 47.798 las hectáreas de frutales afectadas por las heladas en Lleida

Las pérdidas medias rondarán entre el 80% y 100% de la cosecha según el tipo de árbol y la localización del cultivo en el interior de Cataluña

3 min

La Consejería de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat ha cifrado en 47.798 las hectáreas de frutales afectadas por las heladas de la madrugada de este domingo en el área de Lleida. El Govern ha estimado, además, que las pérdidas de los agricultores rondarán entre el 80% y 100% de la cosecha en algunas zonas.

No obstante, la madrugada de este lunes se ha producido una segunda helada “aunque con menor intensidad y durante menos horas”, según han apuntado desde el Govern. Esto podría aumentar las pérdidas en las cosechas de los agricultores, sobre todo si estas bajas temperaturas persisten los próximos días.

Fruta de hueso y almendro, los más afectados

La consejería ha estimado, en un primer momento, que estas dos noches han afectado especialmente a las zonas de fruta de hueso y almendro, donde la temperatura llegó a entre -4º y -6º. Los daños en estos cultivos oscilarían entre el 80% y el 100%, según ha concretado este lunes la Generalitat.

Las almendras copan la mayoría de las hectáreas en las que el Ejecutivo catalán ha cifrado los daños, con 17.033. La pérdida media de estas plantaciones alcanzará entre el 50% y el 70%, mientras que en el caso de los albaricoques, aunque tan solo han sido deterioradas 1.525 hectáreas, la afectación sube hasta el 80%.

Resto de cultivos

El resto de árboles frutales de Lleida, como principal zona de cultivo de Cataluña, también ha sufrido un impacto negativo. La gravedad en los cerezos, melocotoneros y nectarinos, que ocupan en la planicie ilerdense alrededor de 830, 7.733 y 7.591 hectáreas, respectivamente, alcanzará unas pérdidas de entre el 30% y 50%.

Los manzanos, con 6.068 hectáreas, y los perales, con 8.814, oscilarán entre el 40% y 50%. La Generalitat ha cifrado los daños, pero, por el momento, sin conocer la afectación real y a través de estimaciones después de las heladas de las dos últimas noches en Cataluña.