Menú Buscar
Interior de una tienda de la cadena de perfumerías Clarel, que Dia ha puesto en venta

A Fridman le sobra la cadena Clarel, con más de 600 perfumerías en Cataluña

La venta de 1.266 tiendas de productos de belleza, que facturaron 358 millones en 2017, asidero de Dia para que los bancos aflojen la cuerda ante vencimientos de deuda de 458 millones

05.11.2018 00:00 h.
5 min

La nueva etapa de Dia, ya con el 29% del capital en manos del magnate ruso Mickhail Fridman, ha echado a andar sin prisa, pero sin pausa.

El tándem que dirige el grupo --el vicepresidente y presidente en funciones Stephen DuCharme, y el consejero delegado Antonio Coto-- no ha perdido ni un minuto en reconocer que la situación financiera es muy delicada, con un Ebitda que cae en picado y una deuda que, tras las últimas inversiones, se ha disparado por encima de 1.400 millones de euros.           

Las garantías de la deuda saltan por los aires

Una relación entre ambas métricas que ha hecho saltar por los aires las garantías fijadas sobre el apalancamiento financiero pactado con los bancos sobre dos créditos sindicados de 525 millones de euros.

Con esa subida de la deuda, a 1.422 millones de euros hasta el pasado 30 de septiembre, y un Ebitda que a esa fecha alcanzaba los 281 millones, un 24% menos que hace un año, se superaba con creces la relación de 3,5 veces en la que los bancos acreedores habían situado el umbral de garantías, para llegar ahora a una ratio de 5,06 veces.

Desinversiones para evitar sustos

Y, aunque el consejero delegado, Antonio Coto, comentaba a los analistas en el avance parcial de resultados que, como se había anunciado, a final de 2018 el Ebitda estaría en una franja de entre 350 y 400 millones de euros, lo cierto es que para evitar sustos, los responsables de Dia han decidido acelerar la venta de activos no estratégicos.

Así, a la desinversión ya anunciada en junio del negocio de cash & curry Max Descuento, con 35 establecimientos, se ha unido ahora otra venta de mayor calado, como es la cadena Clarel. Cerca de 1.270 tiendas de productos de belleza y perfumería, de las que más de la mitad se localizan en Cataluña y el 10% en Aragón.

Clarel sobra en la nueva estrategia

En esa reunión con los analistas del pasado martes, Antonio Coto no aludía a la presión que suponen los vencimientos de deuda para justificar la venta de Clarel, sino que la enmarcaba en la necesidad de centrarse, a partir de ahora, en su negocio core, el de los supermercados.

Dia puso en el mercado la marca Clarel, en octubre de 2013, dando cuerpo a la red de 1.127 tiendas en España y 41 en Portugal que, en febrero de ese año, había adquirido a la alemana Schlecker por 70,5 millones de euros. Los locales se centran en la venta de productos para el cuidado personal con categorías como belleza y salud, así como en productos para el hogar y la limpieza.

Facturación de 358 millones en 2017

En 2011, las ventas netas de Schlecker en España y Portugal, antes de la venta a Dia, alcanzaron los 318 millones de euros. Seis años después, en 2017, las 1.251 tiendas de Clarel facturaban 358 millones de euros, un 2,6% que un año antes.

En los primeros seis meses de 2018, la cadena de perfumerías, tras abrir 16 nuevos puntos de venta y cerrar seis, elevaba el número de locales a 1.266, de los que 1.097 eran de su propiedad y 169 de franquiciados adheridos.

30% de cuota de mercado

Beauty by Dia, la sociedad a través de la que Dia gestiona la cadena Clarel, lidera la distribución de perfumería y cosmética en España, con casi 200.000 metros cuadrados de sala de ventas, triplicando ampliamente el número de tiendas de Douglas, el segundo operador.

Con la venta de Clarel se ponen en el mercado cerca del 30% de los establecimientos de perfumería y cosmética multimarca existentes en España, a los que correspondería el 24% de la sala de ventas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información