Menú Buscar
Varios operarios revisan vehículos en la planta de Ford de Almussafes (Valencia), uno de los centros productivos de los que salen vehículos matriculados en España / EFE

Ford contempla despidos y rebajas salariales en Europa

La compañía prevé acabar 2018 con pérdidas y el recorte de su plantilla propiciaría 24.000 despidos en todo el continente

17.10.2018 10:44 h.
3 min

Ford se plantea un plan de reestructuración que afectaría al 12% de su plantilla en Europa, unos 24.000 empleos. La compañía, que cuenta con más de 200.000 trabajadores en este área geográfica, prevé acabar 2018 con pérdidas en el continente, y tendría sobre la mesa un programa despidos y recortes y salarios, según temores del Comité Europeo.

Los directivos de la filial europea preparan los detalles del plan, con el que pretenden lograr una rentabilidad mínima en 2019 de entre en el 6% y el 8% de los ingresos. El pasado trimestre, Ford tuvo unas pérdidas de 73 millones de dólares, con unos ingresos de 7.600 millones. Y prevé acabar 2018 con resultados negativos. El 24 de octubre se conocerán los resultados del tercer trimestre, que también se esperan negativos. Y el 15 de noviembre está convocada una nueva reunión con los sindicatos, según informa Coche Global

El impacto del Brexit

La dirección de Ford no se siente satisfecha con su filial europea, hasta el punto de estar “perdiendo la paciencia”, según explica el Comité Europeo de los sindicatos en un comunicado enviado a los empleados de España, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia y Rumanía.

Según el diario británico The Sunday Times, el plan de reestructuración afectaría a 24.000 empleos, cuyo futuro está en peligro. Y entre los más afectados estarían los 7.000 británicos, como consencuencia de los temores de que el 'Brexit' acabe sin acuerdo. La factoría de Bridgend también está amenazada por la pérdida del contrato para suministrar motores a Jaguar Land Rover.

Temor en Almussafes

Ford pretende implantar “una estructura de gestión más efectiva, mejoras en los procesos y un modelo de negocio limitado a las áreas comerciales rentables”. Algo que la dirección ha trasladado a los sindicatos. Y que equivaldría a la idea de la compañía de replantearse la continuidad de los modelos con menos ventas o con caídas en los mercados.

Si esto fuera así, las berlinas y los monovolúmenes serían los modelos con más opciones de ser víctimas de la reestructuración. El Mondeo, S-Max y Galaxy que se fabrican en Almussafes podrían verse en entredicho, y su supresión afectaría a una plantilla de casi 8.000 empleados.

Los sindicatos han reclamado a la empresa información pormenorizada de los costes internos y externos, ya que “esta es la única manera de que el Comité de Empresa Europeo de Ford comprenda la estructura del problema. Sólo así podemos juzgar si nuestros salarios son en realidad el problema, como afirma la alta dirección”.