Menú Buscar
La empresaria Carmen Mateu junto a Montserrat Caballé / EFE

Fallece la empresaria Carmen Mateu, mecenas del Festival Castell de Peralada

La esposa del también empresario Arturo Suqué era la impulsora del certamen musical

3 min

La empresaria, promotora cultural, impulsora y presidenta del Festival Castell de Peralada Carmen Mateu Quintana, de 81 años, ha muerto, según ha informado el Grup Peralada este miércoles, 24 de enero

Nieta del empresario barcelonés Damià Mateu, fundador de la mítica marca de automóviles La Hispano-Suiza, e hija del político y empresario Miguel Mateu i Pla, que fue alcalde de Barcelona (1939-45), presidente de la Caja de Pensiones, "La Caixa", y presidente de la Agencia Efe, Carmen Mateu se educó en el seno de una familia con gran tradición empresarial e industrial.

Arte y decoración

Carmen Mateu cursó estudios de arte y decoración, que eran su afición preferida, y desde muy joven mostró su fascinación por el mundo de cultura y la música.

Fruto de esta vocación musical, en 1987 fundó el Festival Castell de Peralada, que se celebra en el Castillo de Peralada y que está considerado en la actualidad una de las manifestaciones artísticas más importantes de la época estival. Por el festival, que este año celebrará su XXXII edición, han actuado en estos años artistas de la talla de Plácido Domingo, Montserrat Caballé, Josep Carreras, Rodolf Nuréyev, Roland Petit, Joan Manuel Serrat, Calixto Bieito, Teresa Berganza, Julio Bocca, Jonas Kaufmann y Juan Diego Flórez.

El Grup Peralada

En 1957, Carmen Mateu se casó con el empresario Arturo Suqué Puig, fundador de Inverama-Casinos de Cataluña, con quien tuvo tres hijos (Isabel, Javier y Miquel), que siguen al frente de la empresa familiar.

Junto a su marido, Carmen Mateu era propietaria del Grup Peralada, que cuenta con una decena de casinos y hoteles y una división vitivinícola.

Premiada

En estos últimos años, Carmen Mateu recibió distintos galardones, como la Medalla de Oro del Cercle del Liceu, la Creu Sant Jordi en el año 2000, concedida por la Generalitat de Cataluña, y la Medalla de Oro del Mérito a las Bellas Artes, concedidas por el Consejo de Ministros, que debía recoger este febrero.

En 2011, también fue nombrada hija adoptiva de la localidad de Peralada por acuerdo unánime del consistorio.