Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Camión refrigerado de reparto en Estocolmo integrado en el proyecto Hallo organizado por el AMB y el EIT / CEDIDA

El Área Metropolitana de Barcelona ensaya 'hubs' de última milla para descontaminar las ciudades

El proyecto Hallo pone a prueba terminales logísticas para repartir en distancias cortas en Barcelona y Estocolmo

5 min

La distribución de última milla se ha convertido en uno de los principales instrumentos para reducir la huella de carbono en las grandes ciudades. Si a la entrega de paquetes en distancias reducidas se le suma la movilidad eléctrica, el impacto sostenible de las nuevas rutas de reparto es aún mayor. Con ese propósito, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el EIT Urban Mobility han lanzado el proyecto Hallo.

Esta iniciativa pretende poner a prueba distintos espacios logísticos de último quilómetro --conocidos por las siglas en inglés UCDC, centros urbanos de consolidación y distribución-- para impulsar una paquetería más sostenible. El presupuesto total del proyecto es de 714.885 euros repartidos entre dos pilotos en Barcelona y Estocolmo (Suecia). Ambas experiencias deben servir de ensayo para una posible extensión del modelo tanto en las mismas ciudades como en otras urbes.

Reparto en frío... y eléctrico

El hub de la metrópolis escandinava consiste en un almacén refrigerado con energía eléctrica ubicado en el distrito de Södermalm. Este almacén contiene paquetes que son entregados a los vecinos de la zona. Por el momento, el esquema de reparto ha excluido a los restaurantes, pese a que el Ayuntamiento de Estocolmo no descarta incluirlos en una fase posterior, al igual que los centros comerciales --la primera etapa concluyó a finales de marzo--.

Esta terminal sirve como punto de origen desde el cual distribuir los pedidos en frío hasta el usuario con furgonetas eléctricas. El operador que ha asumido la gestión de este servicio ha sido Gordon Delivery.

Detalle del vehículo eléctrico de reparto del proyecto Hallo entre AMB y el EIT
Detalle del vehículo eléctrico de reparto del proyecto Hallo entre AMB y el EIT / CEDIDA

Seis 'hubs' de ciclologística

Por otro lado, el AMB implementará seis hubs de ciclologística localizados en ciudades que se encuentran en la frontera de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Estas urbes son Cerdanyola del Vallès, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Sant Joan Despí y Santa Coloma de Gramenet.

Adicionalmente, el proyecto también ha permitido innovar el diseño de las bicicletas de carga conocidas como cargobikes. La empresa Vanapedal ha desarrollado dos cajas estandarizadas, una para la distribución en frío y otra paquetería estándar, que permiten cargar y descargar más rápidamente en comparación con la operativa manual. Estas cajas pueden cargarse con un toro mecánico y tienen el tamaño de un palé.

Otros proyectos

Hallo no es la única medida cofinanciada por el EIT y el AMB enfocada a la movilidad sostenible. Entre 2021 y 2022, ambos organismos han creado también un nodo de servicios de movilidad llamado smarthub a partir de un local de Bicibox en el centro comercial Mira-Sol de Sant Cugat del Vallès, donde se han integrado tanto los servicios de ciclologística con los del bus metropolitano y los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC).

Por otro lado, también han lanzado la herramienta E-Ultimate para optimizar la planificación de las redes de autobús eléctrico; Multidepart, cuya meta es mejorar la gestión de los servicios de bus a demanda y que permite integrar diferentes operadores privados de transporte; y Mobinno Experiences, un programa pedagógico destinado a mejorar el conocimiento sobre movilidad sostenible con un enfoque hacia el emprendimiento a través de seminarios masivos online. Los cinco proyectos han contado con una dotación de 5,4 millones de euros, de los cuales el EIT ha sufragado el 70%.