Los empresarios de playas se plantan ante el “insostenible” crecimiento turístico

Argumentan que aumentar visitantes año tras año es perjudicial para el sector y la población autóctona y piden poner el foco en el alto poder adquisitivo

3 min
Chiringuito de playa
11.08.2017 14:29 h.

El turismo en España crece cada año y los empresarios de playa dicen basta. Basta porque aumentar visitantes temporada tras temporada es “insostenible”, y basta porque es perjudicial para el sector y para la población autóctona. ¿Solución? Ir en busca del mercado con alto poder adquisitivo.

El presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa (Faeplayas), Norberto del Castillo, ha manifestado que, un día, no tendrán agua o luz “y habrá el triple de turistas que la población residente”. Apuesta por prevenir los problemas de Baleares y Barcelona por el crecimiento turístico.

Rivalizar con Italia y la Costa Azul

“Nos preocupa hacia dónde vamos y hay que empezar antes de que sea tarde”, ha dicho Del Castillo a Efe. Ha añadido que “con la experiencia” que hay en el destino, hay que vender el producto en los mercados que interesan, para ser “competencia de Italia o la Costa Azul, no de Egipto o Túnez”.

Los “síntomas” de la gran afluencia son falta de aparcamientos, largas colas o encarecimiento de los alquileres por los pisos turísticos. Por eso, piensa que el “cuanto más, mejor” “tiene los días contados”, porque se produce un empeoramiento de la calidad del servicio. Si hay colas en el chiringuito, la gente se incomoda “y ya se sienta de mal humor”.

Menos mesas, pero más gasto

Pese a las elevadas cifras de turistas, el presidente de Faeplayas ha asegurado que en su sector la media de consumo es “baja”, y el porcentaje de clientes que piden productos con un coste más elevado es muy reducido. El empresario insiste en que es preferible “dar diez mesas menos pero con un 10% más de gasto”, ya que es importante atender bien a los clientes.

Y añade que para poder absorber el crecimiento turístico habría que disponer de más infraestructuras, como carreteras y aparcamientos, pero hay que tener en cuenta que esta afluencia de visitantes “tampoco se mantiene los doce meses”.

En Andalucía existen cerca de 2.000 concesiones de playa —de las que unas 900 son chiringuitos—, que está previsto que empleen esta temporada alta cerca de 40.000 personas en los momentos de mayor afluencia turística.

¿Quiere hacer un comentario?