Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la fábrica Damm en El Prat de Llobregat, víctima de un ciberataque / CG

Damm recurre a los 'stocks' por el ciberataque

La cervecera catalana sigue con la producción en mínimos por el ataque informático que ha tumbado su planta de El Prat

3 min

Damm ha tenido que recurrir a su stock para paliar el impacto de un virulento ciberataque​ a su fábrica de El Prat de Llobregat (Barcelona). La cervecera catalana sigue con la producción a mínimos por un envite informático que golpeó a la planta digital situada junto a Barcelona. 

Lo ha explicado una portavoz de la firma, que ha indicado que el grupo está nutriendos los pedidos que alimentan al sector alimentario y al horeca (hoteles, restauración y cafeterías) con el género que tenía ya producido. Con ello, la distribución "no se ha resentido", aunque el conglomerado continúa "trabajando para revertir los efectos" del asedio mediante ransomware

"Buscando alternativas"

Desde Damm insisten en que están "buscando alternativas" para "poder continuar con la actividad habitual" desde el ataque informático masivo, que avanzó La Vanguardia ayer. La cervecera admite que "la producción se ha visto afectada", aunque no hay riesgo para la distribución. 

Ello es posible porque "los pedidos van saliendo porque tenemos stock". En paralelo, la compañía sigue trabajando para paliar los efectos de un apagón digital que, por ahora, no se ha denunciado a los Mossos d'Esquadra

Similar al de la UAB

El impacto del ciberataque contra Damm es grave, pues ha conseguido parar la producción de la fábrica de El Prat, que también es la más grande de España. la brecha de seguridad​ impactó sobre los procesos automatizados de la factoría, que es una de las más tecnificadas del sur de Europa. 

El programa utilizado por los piratas informáticos es similar al que utilizaron otros hackers en MediaMarkt y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). En este centro universitario, los atacantes amenazaron con filtrar datos personales en internet, aunque el rectorado rebajó​ ayer el impacto del chantaje. 

Sí hay consecuencias

Por ahora, el ataque informático contra la fábrica de Damm en la conurbación de Barcelona es peor a cada hora que pasa. La firma informó ayer de que no había problemas de distribución, aunque hoy ha tenido que recurrir a los stocks. La portavoz de la enseña subrayó tras las primeras horas de caída del sistema que la Distribución Directa Integral (DDI) "estaba intacta". 

Por ello, la cervecera avanzó que esperaba recuperar la normalidad en los próximos días. A lo largo del día de ayer y la noche de hoy el personal de la marca está trabajando para recobrar la normalidad. Aún no hay previsión de vuelta a la actividad habitual.