Menú Buscar
El antiguo consejero de Empresa, Felip Puig (i), junto a Josep Vicens (c), consejero delegado de Andosins, y Quirze Salomó (d), CEO de Home Meal, en la salida de la empresa al MAB.

Conflicto laboral en Nostrum

La empresa evita pagar un sueldo mínimo superior a 1.000 euros a sus empleados estipulado en el convenio de trabajo

Margalida Vidal
3 min

Nostrum recibió el miércoles un ultimátum de Inspección de Trabajo. La empresa de comida para llevar está en conflicto con sus empleados, y el inspector ha dado hasta finales de mes para llegar a un acuerdo con los sindicatos, según fuentes de UGT. Si no acercan posiciones, inspección tomará una decisión sin consultar más a las partes.

El núcleo del problema se encuentra en el supuesto incumplimiento del convenio colectivo de trabajo, que UGT denunció hace casi cuatro años. El compromiso establece un aumento de sueldo a aquellos trabajadores que contaban con un salario inferior a 1.000 euros brutos mensuales en 2012.

El convenio vigente

Pese a tener este año como fecha final, el convenio continúa vigente, ya que ninguna de las partes lo ha denunciado y, por tanto, se prorroga de año en año. Fuentes sindicales insisten en que no se ha regularizado la situación de todos los empleados, y que algunos todavía no llegan a este mínimo que estipula el convenio.

Las pagas extra fueron también motivo de conflicto. "Esta es la única parte que han cumplido", conceden fuentes sindicales. La empresa ya saldó las tres pagas extra que debía a sus trabajadores.

"Borrón y cuenta nueva"

Inspección, UGT, CCOO y delegados de Home Meal, la empresa propietaria de Nostrum, se reunieron el miércoles para acercar posiciones. Los contactos entre todas las partes empezaron a producirse en primavera, y todavía no se ha alcanzado ningún acuerdo.

"En Nostrum piden que hagamos borrón y cuenta nueva, sin pagar los atrasos que todavía deben", aseguran fuentes de UGT. Afirman que la propuesta de la compañía es negociar un nuevo convenio que permita que todos los trabajadores superen los 1.000 euros en un plazo de tres años. La misma fuente sindical ve la próxima reunión, que tendrá lugar este jueves, como la última oportunidad para llegar a un acuerdo.

Salida a la bolsa y al extranjero

El bloqueo en las negociaciones llega poco después de que la compañía anunciara su salto internacional. Francia fue el país elegido para iniciar su expansión al extranjero. En los próximos seis años, prevén abrir más de 100 locales allí. Pero el crecimiento de la empresa catalana viene de antes. A finales de 2014, Home Meal cerró una ampliación de capital por 6,4 millones. Fue entonces cuando empezó a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Un año después, la compañía invirtió seis millones de euros en ampliar sus cocinas de la planta de Sant Vicenç de Castellet, en el Bages, que les permitió triplicar su producción. Desde UGT se quejan de que "pese a su buena situación económica, se niegan a cumplir el compromiso con sus trabajadores".