Menú Buscar
Los comerciales de gas y luz tienen prohibido vender productos y servicios puerta por puerta / EP

Cerco a los timos de los comerciales de gas y luz

La CNMC alerta de que proliferan los vendedores que recurren a prácticas fraudulentas, pero también los falsos empleados de eléctricas que estafan puerta por puerta, especialmente a los ancianos

11 min

Los comerciales de gas y luz siguen proliferando en España. Tienen prohibido acudir a domicilios particulares a vender sus productos y servicios desde 2018, pero eso no ha impedido que algunos con escasa ética profesional sigan desplazándose puerta por puerta para intentar hacer caja a cualquier precio, con los consiguientes fraudes a los consumidores. Al tiempo, corren el riesgo de ser despedidos por estas malas prácticas que no amparan las empresas. Algunos de esos trabajadores de energéticas no dudan en continuar sus visitas a potenciales clientes, aunque hay otros aún más peligrosos: los comerciales falsos, delincuentes al margen de cualquier compañía que, pese a ello, dicen hablar en nombre de alguna de ellas con el objetivo de colarse en los domicilios y directamente robar al pobre incauto de turno. Por eso su público favorito son los consumidores más vulnerables, los ancianos.

Uno de esos vendedores que no lo son ha vuelto a actuar este pasado fin de semana en Barcelona. Un falso comercial del gas fue detenido por los Mossos en L'Hospitalet de Llobregat tras estafar 8.500 euros a un anciano de 90 años con una enfermedad neurodegenerativa. El fraudulento comercial, de 45 años y de nacionalidad colombiana, se ganó la confianza de esta persona mayor, le robó la tarjeta de crédito y el pin y después se dedicó a hacer compras hasta alcanzar ese gasto. De hecho, fue detenido cuando compraba con la tarjeta de la víctima en un centro comercial de L'Hospitalet. Tiene cuatro antecedentes penales similares y ahora se le acusa de un delito de estafa y otro de hurto.

Malas prácticas

Entre las argucias que utilizan los comerciales que cometen fraudes contra los consumidores, la primera suele ser suplantar a una compañía, casi siempre diferente a la de la víctima. Luego ofrecen tarifas más ventajosas u opciones como dejar de pagar peajes o bien citan errores en tu factura que ellos jamás cometerían. Revisar o instalar un nuevo contador, gangas a las que no podrás resistirte o enormes descuentos con no menos grandes ahorros garantizados, son otras de las excusas para tratar de lucrarse a costa de los consumidores, a los que casi siempre se les solicita dinero en metálico. Las compañías de luz y gas reniegan de estos comerciales fraudulentos, pero admiten que en demasiadas ocasiones van por libre, con el consiguiente perjuicio y desprestigio para la firma.

La Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra han alertado de estas prácticas de comerciales sin escrúpulos, pero también de la existencia de falsos comerciales que nada tienen que ver con empresa alguna, que en ocasiones terminan con una estafa y con el consumidor en serios problemas porque ha sido víctima de un robo. Debemos distinguir claramente entre los comerciales de empresas que actúan al margen de la compañía para la que trabajan y engañan para lograr sus objetivos comerciales, y los falsos sin vinculación alguna con una firma de energía, cuyo objetivo es despellejar a sus víctimas a cualquier precio y en su propio domicilio.

gas
Los Mossos avisan de los revisores de gas fraudulentos

No pueden ir a los domicilios

Lo cierto es que las compañías eléctricas no envían a casa a comerciales para que comprueben las facturas, pero las evidencias de delitos en este sentido son amplias. De hecho, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) pone de manifiesto en un informe que "hay compañías que continúan con su práctica de enviar comerciales a los domicilios, pese a que es algo prohibido desde 2018", merced al Real Decreto de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, en vigor desde octubre de ese año.

Esa normativa refleja que las compañías eléctricas "no podrán realizar prácticas de contratación en los domicilios de los clientes de forma directa, salvo que exista una petición expresa por parte del consumidor y a propia iniciativa para establecer la cita", recuerda Facua. Así que si un comercial de gas o luz se presenta en tu casa, ya sabes que o es fraudulento o es falso, pero en todo caso querrá engañarte.

Cambio de tarifa para que pagues más

La CNMC refleja, además, en su Informe de Supervisión del Mercado Minorista de Electricidad de 2018, que fue aprobado en noviembre del año pasado, otras malas prácticas que ha detectado por parte de las compañías eléctricas, entre ellas, seguir realizando visitas domiciliarias como pauta de venta: "Algunos comercializadores continúan realizando visitas domiciliarias para captar nuevos clientes, recabando posteriormente la autorización del consumidor", señala Competencia.

Por su parte, Facua advierte de que con estas acciones se busca, en la mayoría de casos mediante engaños, pasar a los usuarios de la tarifa semirregulada al mercado libre, con precios mucho mayores, tal y como reveló un estudio realizado por esta entidad en enero. Por ello, la asociación de consumidores reclama medidas contundentes contra las compañías eléctricas que persisten en las visitas puerta a puerta para vender sus productos y servicios, e insta a los particulares a denunciar si reciben la visita de un vendedor, ya que están prohibidos desde hace dos años.

El listillo de Audax Energía

Un caso ocurrido hace un año es un buen ejemplo de lo que puede llegar a hacer un comercial de energía sin escrúpulos. En enero de 2019, un trabajador de Audax Energía, por su cuenta y al margen de la empresa, decidió utilizar en un letrero el logotipo de la competencia y colocarlo en un inmueble. Este empleado aprovechó el cambio de nombre de Gas Natutal Fenosa a Naturgy como gancho, usando incluso los logos oficiales de ambas firmas, para confundir a los vecinos y justificar así una visita a sus domicilios cuyo único objetivo era engañarles para que se cambiasen a Audax Energía: "Debido al cambio de nombre de Gas Natural Fenosa a Naturgy les informamos que en el día de hoy y mañana pasará por su domicilio, en el horario de 9 a 13, personal de nuestra empresa Audax Energía debidamente acreditado para informar y actualizar datos y productos". Y esto se lo firmó este vendedor fraudulento al "departamento comercial".

audax
El cartel en el que un comercial de Audax utilizaba a Naturgy para engañar, al margen de su compañía

Conocido lo ocurrido por Audax Energía, la entidad salió al paso y mencionó que el comercial que decía actuar en nombre de Audax era solo un caso aislado dentro de la compañía, que usaba prácticas delictivas al margen del grupo y sin conocimiento de éste. El comercial fue identificado y Audax emprendió acciones legales contra él, aunque tuvo que disculparse por los actos concretos de este empleado que iba por libre. La energética indicó que rechazaba "por completo el proceder ilícito de ese vendedor, que nada tienen que ver con la política de esta empresa de energía".

Contacta con tu compañía

La CNMC ha comprobado que algunos comerciales de compañías eléctricas modifican los contratos sin respetar las condiciones pactadas inicialmente con el usuario, como reducir la potencia contratada sin reflejarlo en las facturas, modificar el peaje de acceso mediante la contratación de discriminación horaria sin conocimiento del consumidor o irregularidades con las penalizaciones que aplican en caso de bajas anticipadas.

En todo caso, como vemos, los comerciales no deben ir a domicilios particulares para vender, puesto que es una medida ilegal y, ante la duda, los particulares siempre pueden contactar con la compañía energética a través de su canales oficiales y pedirle que le aclaren la cuestión. Es mucho más práctico que fiarse de una persona que se presenta en casa con el único ánimo de obtener beneficios y que no ofrece garantía alguna. Contactar con la compañía para indicarle que un comercial o presunto comercial ha estado en tu domicilio sirve para que la propia empresa identifique a sus garbanzos negros, que hacen uso de malas prácticas, o bien para desmontar los argumentos de delincuentes que suplantan a trabajadores de empresas de energía con la finalidad de robar a los usuarios de gas y luz en su propio domicilio.