Menú Buscar
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex / EP

Cellnex insta a España a liderar el 5G para soltar el lastre de la competitividad

El consejero delegado de la compañía condiciona la superación de la crisis al éxito de la transición de la economía española hacia lo digital

3 min

La pandemia del coronavirus ha acelerado la transición hacia la digitalización de la economía, una oportunidad que España necesita aprovechar si quiere dejar atrás cuanto antes la crisis generada por la expansión del virus. Así lo ha asegurado el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, que ha situado en el centro de esa revolución tecnológica al desarrollo de la red 5G.

“La crisis nos ha creado una urgencia pero también una gran oportunidad de transformar la economía del país”, ha apuntado durante su intervención en la cumbre económica de CEOE. El primer ejecutivo de Cellnex ha añadido que el éxito en esa transición tendrá como valor añadido el hecho de que España resuelva el problema de la falta de competitividad respecto a sus socios europeos.

La clave, el 5G

“No seremos capaces de superar la crisis si no eliminamos el lastre de la competitividad”, ha señalado Martínez, que incluso ha considerado que el necesario incremento del tejido empresarial español “no será suficiente, tenemos que apostar por el vector de la transición digital; de su mano, vendrá una mejora de la competitividad”.

El consejero delegado de Cellnex ha apuntado al desarrollo de la red 5G como clave para realizar con éxito esa transformación. “Es cierto que demanda un volumen de inversiones sin precedentes. Pero lo que está en juego con esta tecnología va más allá de la cifras; estamos hablando de una disrupción que nos permitirá entrar en la era digital y crear las profesiones del futuro, que hoy ni imaginamos”.

Liderar el desarrollo

En este sentido, Martínez ha destacado que España tendría que aprovechar esta circunstancia para reindustrializarse porque “el 5G será industrial o no será y debemos seguir la estela de Alemania, Francia y Países Bajos, que están implantando redes privadas que permiten una alta conectividad en entornos como las plantas de producción y los polígonos industriales”.

“Como país tenemos que ser capaces de coliderar esta transición”, ha concluido Martínez.