Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La última edición del Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona / Cedida

Cap Roig pugna por el Festival de Pedralbes de Barcelona

La promotora de Juli Guiu, vicepresidente del FC Barcelona, quiere arrebatar el recital más 'posh' del verano de la capital catalana a la gestora actual

7 min

El organizador del Festival de Cap Roig maniobra para quedarse con el Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona. La promotora de Juli Guiu, empresario y también vicepresidente del FC Barcelona, ha mostrado interés por el recital más posh de la capital catalana, lo que desplazaría al actual operador en la licitación pública que se ha abierto para gestionar uno de los eventos culturales más importantes del verano en la ciudad. 

Lo ha podido saber este medio y lo consigna la documentación del Ayuntamiento de Barcelona sobre la cesión de los Jardines del Palacio de Pedralbes [ver aquí]. En ella, se constata que Clipper's Live SL, la promotora musical de Guiu, ha presentado alegaciones a las plicas de licitación en curso. Fuentes de la industria musical confirman que la compañía tiene "interés" en asentarse en Pedralbes y encargarse de un festival que suma diez ediciones. 

"Próximas ediciones"

Preguntada por la cuestión, una portavoz de Clipper's ha admitido el interés por el evento, aunque ha precisado que "no presentará ningún proyecto para la edición de 2022, por el poco tiempo de plazo" disponible, ya que a estas alturas del ejercicio el diseño del cartel está prácticamente cerrado. Los mismos interlocutores señalan que "la promotora que lo ha organizado con anterioridad ya tiene esta edición del festival en marcha y las entradas a la venta". 

La directora ejecutiva de comunicación de Caixabank, Mª Lluïsa Martínez Gistau, junto a Juli Guiu, director del festival / EP
La directora ejecutiva de comunicación de Caixabank, Mª Lluïsa Martínez Gistau, junto a Juli Guiu, director del festival Jardins de Cap Roig / EP

La pugna se desplazará, de este modo, en quién asume la definición del evento de 2023. En el escrito que la empresa de Guiu ha presentado en el marco de proceso de concurrencia pública también deja claro su "interés por presentarse en la próxima o próximas ediciones, siempre que sea posible y los plazos lo permitan". 

Discreción

¿Qué dicen los otros implicados? A preguntas de este medio, nada. Concert Studio, actual promotora del Festival de Pedralbes, ha preferido no comentar la irrupción de su rival en la licitación. Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona, que licita la cesión por medio del Instituto Municipal de Parcs i Jardins, ha remitido cualquier comentario sobre el concurso público que está en marcha a los operadores privados que ultiman sus ofertas. 

Es esta empresa pública la que licita la cesión del espacio donde tienen lugar los conciertos, con los consiguientes servicios a los asistentes, para junio y julio. Fuentes municipales confirmaron a este medio que había "dos personas físicas y jurídicas" interesadas en hacerse con el vergel. Ello es novedoso, pues el Festival de Pedralbes se celebraba hasta ahora de forma privativa. Es decir, que el consistorio dejaba el espacio a un solo interesado. 

Batalla por el evento

Por primera vez en una década, el Ayuntamiento de Barcelona ha cambiado de tercio. Ha abierto un concurso público que afecta a los jardines. Esta licitación ha generado, a su vez, una batalla por el control del recinto.

Concert Studio aspira a repetir como organizador del festival y ya ha manifestado en el sector que presentará una oferta. Clipper's no es un competidor sencillo, ya que cuenta con una larga trayectoria en que, además de organizar el Festival de Cap Roig en la Costa Brava, también ha llevado, por ejemplos, conciertos de artistas como Malú al Gran Teatro del Liceu. Además, hay un tercer interesado en concurrir al proceso y encargarse de un festival especial de la agenda musical de Barcelona. Se considera que es uno de los pocos  premium que se celebran en la ciudad por el perfil de asistentes. 

Un gigante con 500.000 espectadores en diez años

Como explicó Crónica Global, lo que subyace es un pulso por el control de un evento que genera una factura económica notable. Pedralbes ha movido a unas 500.000 personas en los últimos diez años y su organización genera decenas de puestos de trabajo directos y centenares de inducidos. 

Imagen de la última edición del Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona / Cedida
Imagen de la última edición del Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona / CEDIDA

Ello convierte el recital en un codiciado tesoro. Máxime, si se tiene en cuenta el hecho de que los organizadores actuales han sido capaces de atraer hasta el escenario nombres de primer nivel nacional e internacional año tras año. En la próxima edición ya están confirmados Andrés Calamaro y James Blunt. Desde el sector musical, a su vez, estiman que otorga un beneficio neto a los organizadores que ronda los dos millones de euros anuales.

Palacio en disputa

Esta es la batalla que está abierta por quién se queda los jardines durante los meses de verano de mayor actividad local en la ciudad. No es la única que se libra en la zona. El propio Palacio de Pedralbes es objeto de otra pugna, en esta ocasión a nivel de Administraciones Públicas. Es titularidad de la Generalitat de Cataluña, quien recientemente anunció que asumía su tutela y mantenimiento por una cesión --tardía-- del Ayuntamiento de Barcelona. 

De forma paralela a esta operación, el consistorio, el Ejecutivo autonómico y el Estado anunciaron que la nueva sede de Casa Asia se encontraría en dos de los pabellones del recinto. Con todo, aún no han trascendido nuevos detalles de la forma final que tendrá esta institución. La gestión de este espacio también sigue su curso.