Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La junta de accionistas de Caixabank en la que se aprobó la fusión con Bankia / CAIXABANK

Caixabank inscribe en el Registro la fusión por absorción de Bankia

Las juntas de accionistas de ambas entidades aprobaron la pasada semana la operación, que se prevé culminar a finales del primer trimestre de 2021

4 min

La fusión por absorción de Bankia por parte de Caixabank ya está depositada en el Registro Mercantil, según se recoge este miércoles en su Boletín Oficial. El trámite se produce después de que las juntas de accionistas de ambas entidades dieran el visto bueno a la operación en las reuniones celebradas la pasada semana.

El correspondiente plácet de las asambleas, junto con el registro de la operación, es el último trámite a realizar por parte de los bancos para formalizar la constitución de lo que pasará a ser el mayor banco de España por volumen de activos, con 660.000 millones de euros.

Cierre defintivo en 2021

A partir de ahora, Caixabank y Bankia quedan pendientes de las autorizaciones por parte del Ministerio de Asuntos Económicos, previo informe del Banco Central Europeo y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La finalización de estos trámites está prevista para el cierre del primer trimestre de 2021. A partir de entonces, el nuevo Caixabank será una realidad, aunque la definitiva integración de los sistemas no se producirá al menos hasta el cierre del próximo ejercicio.

Respaldos gubernamentales en 2012

El primer accionista de la entidad resultante será la Fundación Bancaria La Caixa, que mantendrá algo más de un 30% del capital. Su presidente, Isidro Fainé, señala que la operación tiene en estos momentos incluso más sentido que hace ocho años, cuando él mismo trató de impulsar la fusión entre La Caixa y Caja Madrid.

En una entrevista publicada en El Mundo, Fainé recuerda que, por entonces, la operación contaba con el respaldo tanto del Gobierno central, presidido entonces por Mariano Rajoy, como por el de la Generalitat, con Artur Mas a la cabeza. “Finalmente no fue posible por razones que nunca he llegado a entender”, señala.

El nulo papel de la Generalitat

La operación que está ahora cerca de culminar ha contado con la activa participación del Gobierno, en tanto en cuanto el Estado es el accionista mayoritario de Bankia como resultado del rescate a la entidad poco antes del verano de 2012.

Sin embargo, con la sede de Caixabank fuera de Cataluña desde los acontecimientos de finales de 2017 relacionados con el procés, el papel de la Generalitat ha sido inexistente.

Una operación que "vertebra España"

En este sentido, Fainé valora el hecho de que la sede del banco resultante permanezca en Valencia, que alberga actualmente los domicilios tanto de Caixabank como de Bankia. En la entrevista, el presidente de la Fundación Bancaria La Caixa considera que esta circunstancia forma parte de la vertebración de España a la que contribuye la fusión.

“Siempre he pensado que tiene sentido, no sólo por lógica financiera y económica sino porque ayuda a vertebrar España al integrar dos grandes entidades que tienen su origen en Madrid y Cataluña, como son Caja Madrid y La Caixa”, apunta Fainé, que añade: “También vertebra que su sede social esté en Valencia y que vaya a ser el primer banco de España con presencia en todo el Estado”.