Menú Buscar
Dos personas sacan dinero de un cajero de Caixabank / EUROPA PRESS

Los sindicatos prevén una negociación "dura" tras la fusión de Caixabank y Bankia

Las entidades detallan que una vez culminada la integración se estudiarán los solapamientos, duplicidades y economías de escala derivados

3 min

Los consejos de administración de Caixabank y Bankia han dado el visto bueno a la fusión que dará al mayor banco de España este jueves a última hora de la tarde y un día después ya han anunciado que empezarán a analizar los "solapamientos, duplicidades y economías de escala derivadas del proceso", tal y como explica el grupo financiero en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).  Los sindicatos ya se han puesto en guardia ante la macroreestructuración que esperan y advierten de que están preparados para hacer frente a una negociación "dura" para lograr mantener el empleo.

 

 

En un comunicado emitido este viernes, CCOO ha vaticinado que la neogicación será "dura y complicada", aunque ha recordado que tiene una "amplia experiencia" en este tipo de procesos. Los responsables de la "entidad combinada" que nacerá en los próximos meses, aún se deben completar los trámites burocráticos, afirman a los reguladores que la valoración exacta sobre el impacto de la integración en la plantilla se realizará en los próximos meses. "No se ha tomado ninguna decisión en relación con las medidas de índole laboral que será necesario adoptar para proceder a la integración de las plantillas como consecuencia de la fusión" hasta la fecha, indican en la documentación publicada este viernes antes de la apertura de los mercados. 

Más de 50.000 empleados tras la fusión

Los objetivos sindicales pasan por obtener garantías de empleo, salidas voluntarias si se plantean ajustes por exceso de plantilla y preservar y mejorar las condiciones salariales y laborales. "CCOO sabrá estar a la altura de las circunstancias en este momento histórico, ya que el futuro de todas las empleadas y empleados está en juego", ha asegurado el sindicato en su primera valoración pública.

Caixabank cuenta con 35.589 empleados y 4.460 oficinas, mientras que Bankia tiene una plantilla de 15.947 personas y 2.267 sucursales. El resultado alumbra más de 50.000 trabajadores que, según los analistas, habrá que recortar en unos 8.000.

Destacadas en Business