Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una sucursal de Bankinter en Madrid / EP

Bankinter gana un 10% menos y provisiona 107 millones por el Covid-19

El banco registra beneficios trimestrales de 130 millones y logra mejorar todos sus márgenes

3 min

Bankinter cerró el primer trimestre de 2020 con un beneficio neto de 130,1 millones de euros, un 10,1% inferior al registrado en el mismo periodo del año anterior, después de multiplicar casi por dos las provisiones, hasta 107 millones de euros, como consecuencia de la estrategia de la entidad para afrontar las consecuencias del Covid-19.

No obstante, el margen de explotación de Bankinter entre enero y marzo se elevó un 10,3% por encima del obtenido en los tres primeros meses de 2019, principalmente por el incremento de las comisiones netas, de un 7,5%. Los ingresos netos por este capítulo alcanzaron los 123 millones de euros.

Aportación de Línea Directa

La actividad bancaria de la entidad presidida por Pedro Guerrero arrojó un resultado trimestral de 101,1 millones de euros, un 17,4% menos. Mientras, la aportación de Línea Directa fue de 29,1 millones de euros, casi un 9% por encima de la registrada en el primer trimestre de 2019.

El margen de intereses sumó un total de 307,8 millones de euros, que suponen un 14,1% más que a la misma fecha de 2019, pese a la dificultad que supone operar en un entorno continuado de tipos históricamente bajos en la eurozona.

Solvencia estable

En cuanto a la solvencia, Bankinter cuenta con una ratio CET1 del 11,47% al cierre de marzo, frente al 8,2% que le exige el Banco Central Europeo (BCE) para el conjunto del año. No obstante, la variable se ha reducido 14 puntos básicos desde el cierre del ejercicio 2019.

La entidad también ha conseguido reducir su ratio de morosidad casi dos décimas, para situarla en el 2,58%, frente a una media del sector que el pasado mes de febrero se situó en el 4,79%. En los tres primeros meses del año ha registrado un leve repunte, desde el 2,51% en el que concluyó el año pasado.

Cambio de prioridades

Bankinter es el primer banco cotizado que presenta resultados trimestrales después de que se iniciara la crisis del coronavirus. Hace unas semanas ya se vio obligado a celebrar su junta general de accionista de forma telemática, tras la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno a mediados del pasado mes de marzo.

En la asamblea, la consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa, lanzó un mensaje a favor de “eliminar la tentación de destruir empleo” en un escenario tan complicado como el actual ya que “mantener los puestos de trabajo debe ser el mayor estímulo” para enfilar la recuperación.

En esa misma junta, Dancausa dejó en un segundo plano los números de la entidad para situar las prioridades en la seguridad de sus trabajadores, el empleo y el mantenimiento del servicio a los clientes. “Cuando esta situación esté superada ya hablaremos de resultados y de dividendos. Pero ahora, nada importa más que esos tres elementos”, sentenció.