Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carlos San Juan, promotor de la campaña 'Soy mayor, no idiota' en apoyo a los mayores, ante una sucursal bancaria de Caixabank / Alberto Ortega (EP)

Los bancos se adaptan para ayudar a los mayores en sus transacciones

Caixabank, Banco Santander y Abanca amplían su horario de atención presencial en caja tras el éxito de la campaña ‘Soy mayor, no idiota’ ante la exclusión digital de este grupo de la población

2 min

Los principales bancos españoles han comenzado a adaptarse con rapidez para cumplir con el protocolo acordado por las patronales, el Banco de España y el Ministerio de Economía para la inclusión financiera de las personas mayores.

Se trata de una decisión que la banca ha tomado tras el éxito de la campaña Soy mayor, no idiota impulsada por el valenciano jubilado Carlos San Juan, de 78 años, que recogió más de 600.000 firmas a favor de mejorar la atención a este grupo de la población ante la exclusión digital que denuncia que sufren.

Ampliación del horario

Tras el éxito de esta campaña de presión, las patronales bancarias firmaron una renovación del protocolo hace una semana que incluye una ampliación del horario de atención presencial en caja durante las mañanas a la gente mayor en casos de alta afluencia de público en oficinas.

La medida ya ha sido aplicada en las sucursales de algunas entidades, como es el caso de Caixabank, Banco Santander y Abanca. Por otro lado, también buscan crear figuras como el consejero senior, que consistiría en un asesor especializado en atención de clientes sénior.

Más medidas de Caixabank

Esta última medida ya se ha implementado en la entidad catalana, que ha ido más allá del protocolo al establecer una batería de diez iniciativas para mejorar la atención de sus clientes, en especial los más mayores. La primera y más destacada, la eliminación de las restricciones horarias, se ha puesto en marcha hoy mismo.

Así pues, Caixabank se ha comprometido a no cerrar oficinas en municipios que solamente disponen de una entidad bancaria, además de reforzar el servicio de oficinas móviles –un autobús que recorre pequeñas poblaciones– e impulsar el servicio de cita previa para favorecer la atención personalizada en cualquier tramo horario.