Menú Buscar
Imagen de la depuradora de El Prat del Llobregat (Barcelona), una de las infraestructuras del agua en el área metropolitana de Barcelona / CG

El agua del área metropolitana de Barcelona subirá el 3,4% por ATLL

La gestora del servicio se compromete a rebajar la factura el 0,12% si se anula la revalorización que pidió la filial de Acciona en un documento que el AMB ha declinado tramitar

6 min

La comisión de precios de la Generalitat se deberá pronunciar los próximos días sobre la propuesta que le ha remitido Aguas de Barcelona, Empresa Metropolitana de Gestión del Ciclo Integral del Agua sobre la revalorización del 3,4% de la factura de 23 municipios para el ejercicio en curso. Un incremento que tiene su origen en Aigües Ter Llobregat (ATLL).

El documento presentado por la empresa mixta participada por el grupo Agbar (85%) y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB, 15%) indica que este incremento es un reflejo exacto de la subida del precio del agua en alta. Es decir, del coste del recurso que llega hasta su red de potabilización y que se distribuye entre algo más de 3,5 millones de personas.  

Subida del precio del agua de ATLL

La filial de Acciona solicitó un incremento del 11,88% del precio del metro cúbico de agua para las ciudades a las que da servicio y el consejo de administración de la Agencia Catalana del Agua (ACA) lo autorizó el pasado 28 de diciembre. Los primeros cálculos indicaban que el encarecimiento tendría un impacto de entre el 4% y el 6% en la factura final del usuario, aunque se ha contenido finalmente en el 3,4% que se incluye en la propuesta.

La sociedad mixta muestra su compromiso en revertir esta decisión y aplicar una reducción del 0,12% de la factura si se anula el encarecimiento del agua que debe comprar a ATLL.

Anulación de la concesión a Acciona

Cabe tener en cuenta que esta subida del 11,88% se autorizó semanas antes de que los magistrados del Tribunal Supremo del ámbito de lo contencioso-administrativo iniciaran las deliberaciones sobre la polémica adjudicación de la explotación del agua en alta en Cataluña a Acciona en 2012. Una concesión que se anuló la semana pasada al ser inadmitidos a trámite los recursos de la cotizada de los Entrecanales, la Generalitat y el grupo Agbar.

Esta compañía, que también pujó en su día por ATLL, solicitó que una de las consecuencias inmediatas de la sentencia del Supremo fuera que se dejara sin efecto el incremento del coste del servicio del 11,88%. Medida que aún no ha sido contestada por los representantes del gobierno catalán. Se han limitado a señalar que analizarán cuál es la mejor fórmula para ejecutar la decisión judicial.

Eloi Badia ‘pasa’ de contestar a la mixta

El ámbito metropolitano tampoco se libra de polémicas relacionadas con el servicio del agua. La empresa mixta ha decidido por primera vez desde que se constituyó acudir directamente a la comisión de precios de la Generalitat para aplicar la revisión del coste del agua ante el desplante que ha hecho al respecto el vicepresidente del área de Medio Ambiente del gobierno metropolitano, Eloi Badia.

Eloi Badia, concejal de Presidencia

Eloi Badia, vicepresidente de Medio Ambiente del Área Metropolitana de Barcelona / CG

Sus portavoces explican que remitieron el pasado 18 de enero --21 días naturales después de que se aprobara subir la tarifa de ATLL-- la propuesta al equipo del concejal de BComú y que aún esperan su respuesta. De hecho, la tramitación habitual pasaría por que el gobierno metropolitano, en su función de regulador, se pronunciara primero sobre el incremento y que la propuesta se sometiera después al pleno del AMB.

Ley del silencio administrativo

Pero hasta la fecha ni Badia ni nadie de su equipo han iniciado los trámites al respecto, aunque sí que se pronunciaron sobre la llamada guerra del agua en Cataluña en el mismo sentido que el grupo Agbar respecto a la revisión de la tarifa. Por lo que se puede recurrir directamente a la comisión de precios con base en la norma del silencio administrativo. Una ley que marca que en ciertos casos se puede interpretar como respuesta positiva si una administración pública no responde a una petición oficial.

No es la primera ocasión que se dirime en una pugna a este nivel en Cataluña con base en que los cargos electos pasan de contestar a peticiones de otras instituciones o empresas privadas. Fepime, la patronal de pymes adscrita a Foment del Treball, consiguió la representatividad institucional por parte de la Generalitat --hecho que le otorga cuota en los organismos oficiales y le da derecho a subvenciones-- al no ser contestada una petición al respecto por parte del último gobierno tripartito en Cataluña. Un fallo administrativo que fue ratificado por el Supremo.

Badia ha convocado este viernes una rueda de prensa para hacer pública su propuesta sobre los precios del agua de la empresa mixta metropolitana. Su intervención llega tarde.