Menú Buscar
Una taza de aceite de oliva con aceitunas dentro

Los agricultores critican la importación de aceite de oliva: "Banaliza el producto"

UPA y Coag lamentan que firmas como Dcoop recurran a estas prácticas, pero aplauden la multa impuesta a la cooperativa porque demuestra que los controles funcionan

09.07.2018 22:53 h.
3 min

La mayor cooperativa aceitera de España, Dcoop, deberá afrontar una multa cercana a los dos millones de euros de Aduanas por importar aceite de oliva extracomunitario, como explicó este medio. Y, ante este hecho, los agricultores tienen dos apuntes. El primero, contrario a estas prácticas que "banalizan" el producto; el segundo, a favor de los controles, y este hecho demuestra que funcionan.

Quien se refiere a la "banalización" del aceite a causa de la importación es el secretario general de UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos) Jaén, Cristóbal Cano. Explica que esta práctica sirve para introducir el aceite a buen precio en el mercado americano, dando a entender que es un producto de escaso valor. Y se lanza un mensaje al consumidor "de que es un producto que no tiene ese valor y esa calidad".

"Pan para hoy, hambre para mañana"

Pero, por el contrario, aplaude la multa a Dcoop porque demuestra que los controles funcionan. Añade que "ganar mercado a corto plazo y a bajos precios es poco pan para hoy y te asegura hambre para mañana". Y continúa: "Hay que apostar por calidad a un precio razonable, porque hemos visto en los últimos años como el mercado responde". Apuesta, también, por "transparencia, buenas prácticas comerciales y asegurar calidad".

Finalmente, desvela que "estas multas repercuten sobre los socios y en todo el sector": "Deben ser ellos los que exijan responsabilidades a sus dirigentes y se pregunten si realmente estas prácticas abogan por el interés general del sector o buscan intereses particulares que nada tienen que ver con el futuro del conjunto".

Cuidar al agricultor

En la misma línea se expresa el responsable de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) Jaén, Juan Luis Ávila: "Los grupos de concentración de la oferta tienen que tener como prioridad absoluta que el agricultor reciba una liquidación lo mejor posible y eso pasa por tener en cuenta competir en el mercado, pero respetar a los olivareros y ayudarles a que tengan un precio en el origen sensato y un precio que al menos cubra los costes de producción".

 

"Siempre hemos defendido la concentración de la oferta como camino a seguir, como apuesta, pero tenemos que salvaguardar que tengamos unas liquidaciones para los productores sensatas y que ese sea el objetivo primero que tenga cualquier grupo de concentración de la oferta", ha continuado.