Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los representantes de los sindicatos en Cataluña / EFE

Los agentes sociales catalanes dan un voto de confianza a Sánchez

Patronales y sindicatos avalan la apuesta del presidente del Gobierno por desenquistar la situación política catalana, mientras piden medidas de calado que reactiven la economía

5 min

Más allá del encuentro con Torra, la gira del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Barcelona le ha servido para concitar el beneplácito de los principales agentes sociales y económicos catalanes. Los encuentros de este jueves con los sindicatos UGT y CCOO, la patronal Pimec y el lobby empresarial Barcelona Global ha evidenciado la apuesta por superar el enquistamiento surgido tras la crisis política. Todos ellos han dado su voto de confianza al nuevo Gobierno para emprender medidas que refuercen el dinamismo empresarial en un momento de bajo latido económico, al tiempo que han valorado de forma positiva la puesta en marcha de la mesa de diálogo con la Generalitat.

Sánchez había llenado la agenda para la tarde de este jueves con reuniones con los agentes sociales y económicos, que cerrará este viernes con un encuentro con el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. Aunque se ha tratado de encuentros breves --apenas han alcanzado la hora-- y distendidos, han servido para tomar el pulso al mundo empresarial y sindical catalán tras el escenario de tensión que resurgió el pasado octubre con la sentencia del Tribunal Supremo. Precisamente fueron estos mismos actores los que apelaron al diálogo institucional entonces.

"Gobernanza metropolitana"

El primero en verse con Sánchez ha sido el presidente de Barcelona Global​, Pau Guardans, con quien ha parlamentado durante casi una hora. El lobby empresarial ha pedido la creación de un panel de expertos para analizar prácticas concretas que se apliquen en grandes ciudades y que se puedan extrapolar a las urbes españolas. Guardans ha destacado que la capital catalana “necesita un nuevo impulso que iría dado por la gobernanza metropolitana”.

Según Guardans, las competencias locales se hallan “limitadas”, para lo que ha pedido que se amplíen para hacer frente a retos como el “nuevo urbanismo” o la emergencia climática. Además, ha instado a reforzar la cooperación entre Barcelona y Madrid, “dos ciudades globales”, que compiten con otras urbes mundiales. No obstante, el líder del lobby económico ha instado a Sánchez ha fomentar una fiscalidad que atraiga a los emprendedores y no discrimine a la capital catalana frente a otras ciudades del país.

Los sindicatos ponen fecha

En el encuentro con los sindicatos, los secretarios generales de UGT y CCOO en Cataluña, Camil Ros y Javier Pacheco, respectivamente, se han congratulado de mantener una charla “distendida”  con el presidente del Gobierno. “Hacemos una valoración positiva de su apuesta clara por el diálogo”, ha asegurado Pacheco, en referencia a la mesa de diálogo con la Generalitat que Sánchez ha propuesto iniciar este mismo mes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los representantes de Barcelona Global / EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los representantes de Barcelona Global / EFE

Más allá de la situación política, los sindicatos han exigido a Sánchez que mueva ficha para la derogación, total o parcial, de la reforma laboral que estableció Rajoy en 2012. De hecho, Ros ha fijado el próximo 1 de mayo como plazo para tener algún paso en este sentido. “Hemos visto un Gobierno con ganas de encontrar soluciones”, ha asegurado el líder de UGT. Ha sido en este punto en el que Pacheco ha pedido a la patronal que se sume para “llegar a acuerdos”, aunque ha instado al Ejecutivo a que su negativa no suponga un veto a sacar adelante las medidas de las que el presidente hizo bandera durante la campaña.

Pimec pide apoyo a los presupuestos

Sobre la mesa también se ha puesto la situación de la planta de Nissan en Barcelona, cuyo futuro pende del plan industrial que la multinacional japonesa presentará en verano. “Se está estableciendo un grupo de trabajo entre administraciones y empresa para ofrecer una alternativa al grupo japonés”, ha detallado Pacheco.

La última reunión de la tarde ha sido con el presidente de Pimec, Josep González, quien ha recalcado que la patronal de pymes vería con buenos ojos “que los partidos catalanes, o alguno de los partidos, den su apoyo para que los presupuestos salgan adelante”. González ha mantenido que unos nuevos PGE tendrán impacto “en dotaciones para Cataluña”.