Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep González, presidente de Pimec / EUROPA PRESS

El 30% de las pymes catalanas cerrarán en los próximos meses, según Pimec

La patronal de las pequeñas empresas alerta de un escenario catastrófico si la administración no multiplica las ayudas al tejido económico

5 min

Un 30% de las pymes de Cataluña, sobre todo las regentadas por autónomos, cerrará en los próximos meses a causa de las dos oleadas de la pandemia de Covid-19, que también provocarán que otro 30% de los actuales expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) concluyan con despidos.

Así de contundente se ha mostrado el presidente de Pimec, Josep González, este sábado en una entrevista en el canal 324, en la que ha explicado que hasta septiembre los estudios apuntaban al cierre de un 20% de las empresas.

Pesimismo

Según el líder de la patronal, la segunda ola del coronavirus ha agravado la predicción de cierre, sobre todo en aquellos sectores que más tiempo han tenido que estar cerrados por las restricciones impuestas, como la restauración o el ocio.

"No somos muy optimistas de que se pueda recuperar" todo el empleo, ha dicho González, quien ha indicado que otro 30% de las empresas no podrá mantener toda la plantilla.

Ayudas a las empresas

El presidente de Pimec ha reconocido que se trata "de unas cifras tremendas" en una situación "muy triste", y ha reiterado que es preciso que la administración aumente las partidas destinadas a las ayudas a las empresas, especialmente los autónomos porque, además, ello le saldrá más barato al Estado que hacer frente al drama social del paro y el coste del desempleo.

González, ante el argumento de que no hay más dinero, ha reclamado que se "revisen los compromisos" pactados por la administración porque, en la actual situación de pandemia, es preciso "priorizar las partidas" destinadas a la recuperación económica frente a acuerdos previos a la crisis del coronavirus.

30.000 millones

"El tema del dinero es una constante. Nosotros siempre hemos dicho que cuanta más generosidad en las ayudas a las empresas afectadas, menos empresas cerradas. Y eso quiere decir que, a medio plazo, al Estado también le costará menos", ha añadido.

El presidente de esta patronal estima, en este sentido, que la Administración debería destinar entre 20.000 y 30.000 millones en ayudas a las empresas para evitar los cierres.

Exención fiscal en vez de créditos

González ha apostado también por una exención fiscal más que por una política de concesión de créditos, ya que éstos "se deben devolver" y, si bien es cierto que hasta ahora "han funcionado muy bien", generarán problemas de tesorería en el momento de su devolución.

Según los datos de Pimec, un 17% de las empresas tiene problemas de tesorería ahora y un 57% lo tendrá en 2021, lo que da un 74% de sociedades con falta de liquidez.

Caída del consumo

Ante el inicio de la campaña de Navidad, González ha dicho no ser "muy optimista", dado que se mantiene la situación de incertidumbre y la contención del consumo, lo que se traducirá también en una contracción del empleo.

González ha pedido a los restauradores que sean los primeros en cumplir y hacer cumplir los requisitos indicados por la administración para su reapertura, pues de lo contrario se volverán a cerrar los establecimientos. También ha pedido a Mossos d'Esquadra y policías locales que se impliquen en el cumplimiento de las medidas.

Sabadell-BBVA

González ha informado de que Pimec ha recibido hasta el momento unos 200 proyectos para los que se pedirá financiación de las ayudas concedidas por Europa, ante las que confía en que "no se repita la historia" y acaben masivamente en manos de las grandes empresas.

Respecto al fracaso del proceso de fusión entre el Banc Sabadell y el BBVA, González ha lamentado que no exista una política de concentración bancaria que implique también una internacionalización del sector. El presidente de Pimec ha explicado que la concentración bancaria ha derivado en que las pequeñas y medianas empresas hayan visto muy recudido el mercado al que puede acudir en busca de financiación, en el que además "no hay competencia". "Se les acaban las opciones", ha subrayado.