Menú Buscar
El jefe de epidemiología del Hospital Clínic y asesor del CatSalut, Antoni Trilla / TWITTER

Trilla reconoce un déficit de mascarillas y de test contra el coronavirus en los hospitales

El jefe de epidemiología del Hospital Clínic admite que se está haciendo un mal uso del material sanitario, que además escasea

4 min

El jefe de epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, reconoce que en los hospitales hay un déficit tanto de mascarillas como de pruebas para diagnosticar el contagio del coronavirus. Si este martes la Consejería de Salud y el Ministerio de Sanidad admitían la falta de test que obligaba a realizarlos sólo a personas con síntomas graves, el epidemiólogo confirma este miércoles en Catalunya Ràdio la falta de material de protección que los profesionales llevan tiempo denunciando. Trilla reconoce que se consumen entre unas 1.200 y 1.500 mascarillas de protección especial al día, “y no nos aguanta mucho más”, lamenta. Y confirma que, en cuanto a su uso “lo estamos haciendo mal”, pero tienen que adaptarse a la situación.

Este econocimiento de la situación de emergencia por la falta de material se produce horas después de que se conociera que el Hospital Clínic Barcelona, que partía con músculo para lidiar contra la pandemia del coronavirus bordea el colapso con 95 médicos fuera de juego por posible contagio de Covid-19, 23 de ellos positivos confirmados. En esta ciudad sanitaria hay 83 pacientes infectados en manos de médicos, enfermeros, TCAE, camilleros, limpiadores y administrativos desfondados y sin mascarillas ni trajes de protección suficientes. 

Sin test

Trilla es consciente de que “estamos haciendo lo que no es correcto”. No se siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pide hacer pruebas a todas las personas que presenten síntomas, pero adelanta que están “esperando material” y cuando llegue podrán empezar a realizar más pruebas. “Hay un déficit de los reactivos para hacer el test” por lo que se reservan a las personas más graves y personal sanitario, un colectivo muy vulnerable en esta crisis.

El epidemiólogo insiste en que los contagios “subirán y esperemos que vayan subiendo poco a poco hasta que se ralenticen de manera progresiva”. Aplaude que los casos conocidos de este martes supusieran un frenazo respecto a los pasados días, pero reconoce que no se pueden evaluar los datos hasta pasado más tiempo.

Investigación

En cuanto a la vacuna que China dice haber desarrollado, la pone en cuestión y hace un símil culinario: “Igual tienen la receta pero luego se ha de hacer el plato”. En este sentido, resuelve que, pese a que “China tiene un sistema que puede validar” con todos los avales internacionales los medicamentos, “es difícil que pueda estar lista antes de 12 meses”.

Sobre los 30 millones en recursos para investigación del coronavirus prometidos por el Gobierno, el jefe de epidemiología del Clínic apoya las ayudas a la investigación clínica y recuerda que “esta vez hay una especial urgencia y se requiere una inversión urgente”.