Menú Buscar
Imagen del líder de los taxistas de Barcelona, Alberto 'Tito' Álvarez, esta mañana en Barcelona / EFE

Los taxistas celebran el 'decretazo' de la Generalitat sobre VTC

Élite Taxi ha agradecido que el ejecutivo catalán apoye públicamente al sector del taxi y lo reconozca como un "servicio público de interés, moderno y al alcance de todos"

29.01.2019 19:42 h.
2 min

La asociación mayoritaria de taxistas de Cataluña, Élite Taxi, ha celebrado que el Govern y la Conselleria de Territori, liderada por Damià Calvet, hayan aprobado este martes un decreto ley que da la cobertura legal y posibilidad para que ayuntamientos y entes supramunicipales puedan ampliar la precontratación mínima de 15 minutos para los vehículos VTC.

En un comunicado, la asociación ha agradecido que el ejecutivo apoye públicamente al sector del taxi y lo reconozca como un "servicio público de interés, moderno y al alcance de todos y no de unos pocos".

Responsabilidad de Colau

Ha aplaudido también el posicionamiento del Ayuntamiento de Barcelona y de su alcaldesa, Ada Colau, por "su comprensión con el problema y su compromiso". Sin embargo, ha recordado que ahora le pertoca actuar al Área Metropolitana de Barcelona (AMB), ya que el decreto ley le habilita para desarrollar su propia normativa.

Élite Taxi también ha pedido disculpas a los ciudadanos y visitantes de Barcelona por la afectación que la huelga indefinida de seis días de la semana les haya podido suponer: "En un día como hoy, sobre todo, queremos pedir disculpas", han remarcado.

Contraste con los VTC

"El sector del taxi no está en contra del sector VTC, un sector que siempre hemos sabido que hacía un servicio diferente", ha añadido la asociación mayoritaria de taxistas.

La alegría del sector del taxi contrasta con el desánimo generalizado entre los conductores de VTC. Los chófers que operan para plataformas como Uber o Cabify son conscientes que en las próximas horas o días llegarán los primeros ERE's. Las tres principales operadoras de VTC ya avisaron la semana pasada que estaban ultimando los expedientes de empleo que afectarán a casi 3.000 trabajadores.