Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un microscopio analizando una muestra de coronavirus / CG

La tasa de mortalidad del coronavirus es menor de lo que se creía

Los jóvenes registran apenas el 0,031% de muertes, diferencia abismal en comparación al 7,8% que alcanzan los más mayores de 80 años

4 min

Una serie de universidades británicas --el Imperial College London, la Universidad Queen Mary y la Universidad de Oxford-- han elaborado un estudio, a partir de los datos de expansión del Covid-19 en China, que ha estimado la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus en el 0,66%. Eso sí, solo si se tiene en cuenta que buena parte de las infecciones no llegan a confirmarse.

Si se cogen únicamente los datos que han sido confirmados, el coronavirus SARS-CoV-2 alcanzaría una tasa del 1,38% de muerte. Estas cifras son las que se han podido ver publicadas en la revista The Lancet Infectious Diseases, gracias a la investigación que ha sido desarrollada con base en los 70.117 casos clínicos diagnosticados por las autoridades chinas, donde advierten de que el virus puede saturar los sistemas sanitarios más avanzados si no se toman medidas para frenar su propagación.

Una letalidad, en cualquier caso, muy por debajo de la que se creía hasta ahora, aunque la cifra variaba según el país. Ello se debe a la capacidad de cada región de realizar test y detectar infectados, muchos de ellos asintomáticos y otros, leves.

Incrementa el riesgo con la edad

Aunque ambas tasas son relativamente bajas, puede verse el daño que causa un número que, a simple vista, parece pequeño. Ahora bien, dentro de estos porcentajes la cosa varía con las franjas de edad, ya que el coronavirus no afecta por igual a ancianos y jóvenes.

La gravedad de la enfermedad aumenta con la edad de los diagnosticados. La tasa de mortalidad entre los jóvenes de entre 20 y 30 años es de un mínimo 0,031%, una diferencia abismal en comparación al 7,8% que alcanza el porcentaje entre los mayores de 80 años.

Misma tendencia en hospitalización

Igual que con las muertes sucede con los casos que han necesitado hospitalización. En los adultos de entre 30 y 40 años se observa un porcentaje del 3,4% de personas ingresadas, proporción que se dobla en los que se encuentran entre los 50 y 59 años: ascienden al 8,2% de los casos.

"Puede haber casos aislados que reciban mucha atención mediática, pero nuestro análisis muestra muy claramente que en personas de más de 50 años la hospitalización es mucho más probable que en aquellas por debajo de esa edad", señala en un comunicado la investigadora Azra Ghani.

"La mayoría de la gente se recupera"

Los investigadores estiman que entre el 50% y el 80% de la población mundial puede infectarse con el nuevo virus SARS-CoV-2, al tiempo que recalcan que "la mayoría de la gente se recupera, incluso tras sufrir síntomas graves". El tiempo medio entre los primeros síntomas y la muerte de un paciente es de 17,8 días, mientras que los pacientes que se recuperan tardan una media de 22,6 días en recibir el alta.

A pesar de afirmar que las estimaciones de ratios de mortalidad pueden variar según el país, esperan que su estudio se utilice en cualquier territorio "para tomar decisiones informadas sobre las mejores políticas para contenerlo". Todo depende de "las medidas de prevención, control y mitigación que se implementen".