Menú Buscar
Un sanitario traslada a una anciana de una residencia / EFE

SOS de familiares de ancianos de una residencia de Barcelona con 17 fallecidos por Covid-19

Hijos de internos reclaman a Salut más profesionales médicos y pruebas para los trabajadores del centro

5 min

Cataluña suma 8.845 muertos por la pandemia. De ellos, 2.494 son ancianos fallecidos en residencias. Y es que la emergencia sanitaria por el coronavirus ha azotado a numerosos geriátricos donde se han disparado el número de contagios. Alcanzan ya los 8.306 positivos y otros 14.041 casos sospechosos. Uno de los centros afectados es Amavir Diagonal, donde más del 84% de los internos están infectados, y se han registrado 17 fallecimientos por la enfermedad.

La inacción del Govern durante las primeras semanas de emergencia sanitaria llevó a 25 familiares de ancianos a unirse para denunciar la situación de vulnerabilidad que sufrían frente al Covid-19. Así lo explica uno de ellos, quien prefiere mantener su anonimato, y tilda de “dramática” la afectación inicial. Ancianos con síntomas a los que no se les realizaba el test --estos se hicieron, finalmente, el 15 de abril-- y espacios sin desinfectar. “Hace 10 días tenía que haber realizado la limpieza la Unidad Militar de Emergencias (UME), pero la residencia recibió una llamada de que finalmente la harían los bomberos, y se llevó a cabo un día más tarde”, relata.

Desinfección

Este grupo de afectados critica que “la Generalitat ya puso trabas a las labores de desinfección de la UME en otros centros, para enviar a sus cuerpos operativos, sin importar que ello supusiera el retraso de las labores de limpieza”. Señalan que prevalecen así “los intereses políticos” del Govern “por encima de las necesidades sanitarias urgentes”. Y es que, tal y como relatan, en la residencia de la calle Llacuna 120 ya se habían registrado muertes por el virus, y la intervención era prioritaria.

También han lamentado la falta de un médico para cuidar de la salud de los ancianos. “Hasta hace poco estuvo de baja por enfermedad, y solo acudía un doctor del centro de atención primaria de Villa Olímpica una hora al día”. Tal y como también confirman fuentes del geriátrico, en estos momentos cuentan con un sanitario de lunes a viernes durante cinco horas. Aunque los familiares urgen a incorporar más profesionales, ya que por las noches es una sola enfermera quien está a cargo del más de centenar de internos que allí residen --y más de ocho de cada diez sufren coronavirus--. Para ello han enviado escritos tanto al Departamento de Salud; Trabajo, Servicios Sociales y Familias; a la alcaldesa de Barcelona; a la presidenta de la Diputación y al Síndic de Greuges. También al presidente de la Generalitat, Quim Torra. "En todas pedíamos recursos para la residencia y que los enfermos se deriven en a hospitales", detallan.

Sin traslado a hospitales

La allegada de una de las residentes cuestiona cuál es el procedimiento de ingreso de enfermos en hospitales, ya que en muchos casos, señala, se deniega su derivación. “En la residencia se han quedado personas con síntomas del virus, una situación grave porque peligra su vida. Son población vulnerable por su edad avanzada, y no trasladarlos aumenta el riesgo de contagio”, señala. La petición de los familiares es la atención adecuada de los ancianos. Recuerdan así que los geriátricos no cuentan con los mecanismos sanitarios para enfermos de coronavirus; una dolencia cuyas principales víctimas son personas de edad avanzada.

Con el paso de los días, como constatan tanto afectados como desde el propio centro, la situación ha mejorado, pero los familiares siguen reclamando que se refuerce el personal médico y que se realice el test a los empleados del geriátrico para evitar nuevos contagios.