Menú Buscar
El consejero de Salud, Toni Comín, en las visitas de hoy miércoles a Castelldefels y Viladecans / CG

Salud tendrá cerrado un ambulatorio nuevo durante 7 meses

El consejero del ramo, Toni Comín, insiste que "ha cumplido en tiempo y en forma" con Viladecans

02.08.2017 14:44 h.
3 min

La Consejería catalana de Salud mantendrá cerrado durante siete meses un ambulatorio completamente nuevo. El Centro de Atención Primaria (CAP) de Torre-roja de Viladecans (Barcelona) no abrirá hasta octubre pese a que los trabajos de construcción y equipamiento acabaron en febrero.

La información ha trascendido el miércoles, día en el que el consejero de Salud, Toni Comín, ha visitado el municipio para supervisar el inicio de obras del nuevo hospital.

Comín ha insistido que "ha cumplido en tiempo y en forma" con la localidad del Baix Llobregat, ya que, según él, "las obras del nuevo hospital ya están en marcha".

Ambulatorio cerrado

Lo que ha soslayado el conseller es que la última intervención en la localidad está llegando tarde.

El CAP de Torre-Roja, un proyecto largamente demandado por los vecinos, está cerrado pese a que la empresa constructora, Benito Arnó e Hijos, lo entregó en febrero de este año.

"Existen problemas inesperados de recursos humanos para equipar el nuevo centro. Además, el CAP significa que se agregará una área básica de salud (ABS) a Viladecans, lo que complica la apertura y funcionamiento del equipamiento", han valorado fuentes médicas.

Hospital en 2020

Donde sí prevé cumplir Salud es con la ampliación del hospital, que usan unas 180.000 personas de Castelldefels, Gavà, Viladecans, Begues y Sant Climent de Llobregat.

El mismo día de la visita de Comín a Viladecans, el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (Dogc) ha publicado las dos licitaciones de las obras de arquitectura de la ampliación y reforma y los servicios para la asistencia técnica del control de calidad de los trabajos de extensión.

Los documentos apoyan el anuncio hecho hoy miércoles por el consejero, que ha insistido que la nueva institución de agudos "entrará en funcionamiento a finales de 2020". El pliego de condiciones establece un periodo de 36 meses para las tres primeras fases de la obra.

Una cuarta etapa, de 18 meses, servirá para adecentar el entorno del nuevo edificio y derribar los módulos auxiliares, entre otras tareas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información