El Puerto de Barcelona aprovecha el final del mandato para tirar adelante el Hermitage

El nuevo museo de la capital catalana, con un proyecto arquitectónico de Toyo Ito, sortea la oposición de Colau para iniciar su tramitación oficial

Mercè Conesa, presidenta del Puerto de Barcelona junto a la proyección del edificio del Museo Hermitage que Toyo Ito construirá en la ciudad / CG
07.11.2018 17:51 h.
6 min

Barcelona contará finalmente con una delegación del Museo Hermitage, el gran centro cultural de San Petersburgo. La iniciativa hace tiempo que está sobre la mesa y ha implicado a varios actores de la ciudad, pero la oposición del Gobierno municipal, encabezado por Ada Colau, ha frenado la iniciativa en los últimos años.

Los gestores del Puerto de Barcelona han aprovechado la ventana de oportunidad que suponía el final del mandato para sortear el veto municipal. El gobierno de BComú está centrado en buscar los apoyos necesarios para sacar adelante su último proyecto presupuestario para la ciudad en un momento en el que su minoría es más evidente que nunca. Todo ello, en un momento en el que la precampaña electoral está en marcha y el nuevo museo no ha entrado por ahora en la agenda política.

Edificio de Ito

El Boletín Oficial del Estado ha dado iniciado la tramitación oficial de la infraestructura, otro edificio simbólico para la ciudad que llevará el sello del prestigioso arquitecto japonés Toyo Ito. El proyecto arquitectónico está definido y la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) ha completado la ordenación interna que se requería para acoger el nuevo equipamiento cultural de la ciudad en sus terrenos.

Fue Sixte Cambra, el presidente de Port de Barcelona desde 2011 a 2018, ha defendido en los últimos años que se trata de un proyecto “bueno para el puerto, buena para la ciudad y bueno para el turismo”. Este apoyo incontestable al Hermitage lo ha asumido también su sucesora en el cargo, Mercè Conesa. Ambos han defendido que la APB era una institución soberana hasta sus últimas consecuencias. Desde el sector se reconoce que han gestionado con maestría los tempos de la iniciativa para hacer frente a los problemas y las discrepancias públicas con Colau.

Frente marítimo de Barcelona

¿Qué tendrá especial el nuevo museo? De entrada, completará un espacio que está formado por equipamientos comerciales como Maremágnum, las oficinas del World Trade Center, la marina recreativa Port Vell, el hotel Vela/W Barcelona y la oferta gastronómica y de ocio que se ha desarrollado a su alrededor.

Bocana norte del Puerto de Barcelona, donde se ubicará el Hermitage / PORT DE BARCELONA

Bocana norte del Puerto de Barcelona, donde se ubicará el Hermitage / PORT DE BARCELONA

Además de contar con propuestas de ocio para los más pequeños, como el Aquarium o el IMAX Port Vell. El paseo marítimo de la ciudad se completaría con otra propuesta cultural de primer nivel. De entrada, se debe tener en cuenta que el arquitecto al que se le ha asignado el proyecto se le considera como un nuevo Antoni Gaudí, por lo que refuerza el atractivo de la capital catalana en este sentido.

Barcelona, ciudad de Ito

Ito ya cuenta con varios edificios icónicos en la ciudad. Es el autor de Fira Gran Vía, en L'Hospitalet del Llobregat (Barcelona); las Torres Fira y el Hotel Suites Avenue. Es ganador del premio Pritzker, considerado el Premio Nobel de la arquitectura.

El museo Hermitage de Barcelona contará con una superficie de unos 16.000 metros cuadrados. Estará distribuido en cuatro niveles, cuyo acceso ser realizara desde un gran vestíbulo que tendrá la misma altura que el edificio y una escalera voladiza.

La fachada a cuatro vientos será 100% Ito. Tendrá las formas sinuosas características de la obra de este autor. Estará ubicado en la nueva bocana norte del puerto, junto al Hotel Vela.

Legado de Wagensberg

El proyecto de museístico cuenta con un acuerdo de representación de marca y colaboración de exhibición y cesiones de obras con el museo estatal de San Petersburgo. Se trata del segundo museo más importante del mundo y representa un icono cultural global.

El director, Mijaíl Piotrovski, ha seguido de forma muy personal la implantación en Barcelona. El malogrado físico y museólogo de prestigio Jorge Wagensberg era su interlocutor en la ciudad. Conocido por conceptualizar y liderar el Cosmocaixa de la Fundación Bancaria La Caixa, había iniciado un trabajo parecido en el Hermitage. La inauguración de esta infraestructura será parte de su legado.

Viable desde el primer día

El museo ruso ya cuenta con filiales en Ámsterdam, Italia, las ciudades rusas de Vladivostok y Oms (Siberia). Completará la oferta de la ciudad y de Cataluña con una oferta con referencia internacional a la altura de los Guggenheim o los Louvre.

Se prevé que aporte ingresos netos y recurrentes al puerto de forma inmediata, ya que su régimen es concesional con el 100% de inversión privada. El mismo trato que el resto de infraestructuras de la zona.

¿Quiere hacer un comentario?