Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El incendio de Lleida que obligó a desalojar a una treintena de vecinos / GUARDIA URBANA DE LLEIDA

Prisión para el autor del incendio que obligó a desalojar tres edificios en Lleida

El acusado mantiene que tiró una vela al suelo de forma inintencionada durante una pelea mientras que los testigos sostienen que lo hizo a propósito

3 min

El titular del Juzgado de Instrucción de Lleida en funciones de guardia ha decretado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el autor confeso del incendio de Lleida que obligó a desalojar tres edificios la pasada semana.

La magistrada ha ordenado el ingreso en prisión del hombre, que fue detenido el jueves, a petición de la Fiscalía, que considera que el delito cometido es lo suficientemente grave por haber puesto en riesgo a los inquilinos del bloque afectado y de los dos colindantes.

Causó el incendio con una vela

Aunque en un primer momento reconoció los hechos, el sujeto ha negado que provocara el fuego ante la jueza y ha declarado que fue un accidente. El acusado asegura que la noche del miércoles al jueves, cuando tuvieron lugar los hechos por los que fue detenido, acudió a una fiesta en el edificio. El acusado mantiene que estuvo consumiendo sustancias estupefacientes y que unos individuos intentaron robarle el móvil. Cuando intentó recuperarlo, siempre según su versión, fue víctima de una paliza.

El sujeto ha relatado que fue durante el forcejeo cuando tiró una vela inintencionadamente que causó un incendio en la vivienda, situada en la bajo cubierta del edificio. No obstante, los testigos han relatado ante la jueza otra versión muy diferente y han asegurado que el detenido arrojó la vela al suelo con la intención de incendiar el espacio, donde hay varios pisos okupados.

Hasta 20 años de cárcel

Las llamas se propagaron con rapidez por la vivienda y obligaron a desalojar el edificio afectado y los dos colindantes. En total, una treintena de vecinos fueron desalojados de sus casas y una persona resultó herida leve por la inhalación de humo. El acusado, que huyó del lugar de los hechos, fue detenido por la Guardia Urbana de Lleida varias horas después.

Ahora el acusado se enfrenta a una pena de prisión de entre 10 y 20 años por provocar un incendio que comportó “un peligro para la vida e integridad física” de las personas, como recoge el Código Penal español.