Menú Buscar
Enric Morist, coordinador de Creu Roja, presenta el informe sobre la pobreza en Cataluña / EUROPA PRESS

La pobreza se cronifica en Cataluña

El 20% de los que superaron una situación de vulnerabilidad el pasado año, volvieron a caer en ella, según Creu Roja

25.10.2019 14:10 h.
3 min

La pérdida del trabajo, del hogar o un gasto médico extraordinario hacen que, muchas personas que han salido de la pobreza vuelvan a caer en ella. Así lo demuestra un estudio de Creu Roja, que recoge que el 20% de los que superaron una situación de vulnerabilidad el pasado año, volvieron a caer en ella.

Un documento que también recoge que la pobreza es mayor entre las mujeres, que representan el 70% de los 116.000 atendidos por la entidad en 2018. Entre las más vulnerables están las personas de más de 50 años, ya que o bien se encuentran al final de su vida laboral o están en paro. De hecho, el 62% de los que superan las cinco décadas, han necesita ayuda de la entidad de forma continuada. Un porcentaje que se eleva hasta el 75% entre los mayores de 60.

La RGC no basta para gastos básicos

Desde Creu Roja alertan de la "pobreza intermitente" actual ya que, en una perspectiva de dos años, las personas que recaen duplican a las que salen de la pobreza, y por cada 12 personas que consolidan su recuperación, hay 21 que recaen, ha explicado la entidad este viernes.

El 81% de las personas que recibe la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) en el territorio todavía no pueden cubrir los gastos básicos del hogar. Un dato preocupante para la entidad porque una media de ingresos mensuales entre 800 y 1.000 euros, y unos gastos que alcanzan cerca de 700 euros, hacen que "esta no resulte suficiente para garantizar las necesidades básicas", ha lamentado el coordinar de Creu Roja Cataluña, Enric Morist.

El trabajo, insuficiente para sobrevivir

Entre los que consolidan su recuperación, el 65% de las familias lo logra porque obtienen un salario, pero hay un 29% de personas que, a pesar de que el trabajo es su fuente de ingresos principal, continúan necesitando ayudas básicas de la entidad para poder sobrevivir.

"Se constata así, una vez más, que el empleo se convierte en una condición necesaria pero insuficiente para salir de la situación de pobreza", y que la intensidad y calidad del trabajo son factores fundamentales que inciden en la recuperación de las personas.