Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jugador de Pádel / PEXELS

Padelman te enseña a elegir tu pala de pádel

Repasamos algunos consejos de los expertos para acertar en la compra de nuestra pala de pádel

6 min

El pádel se ha convertido en el deporte de moda en nuestro país, y en este post Padelman te va a enseñar cómo elegir una pala de pádel correctamente, que se ajuste tanto a tu estilo de juego como a tu nivel, para que puedas mejorar y rendir al máximo dentro de la pista.

Porque hay muchos tipos diferentes, cada una con unas características distintas, lo que hace que surjan todo tipo de dudas a la hora de comprar una, especialmente si eres nuevo en este maravilloso deporte.

¿Eres jugador de derecha o de revés? ¿Te caracterizas por unos golpes potentes o de mayor control? ¿Va a ser tu primera pala o estás buscando una de mayor nivel? Todos estos aspectos son fundamentales a la hora de elegila, y a continuación te vamos a dar los tips a tener en cuenta para decidir tu comprar. ¡Toma nota!

Redonda, lágrima o diamante: ¿qué forma es mejor?

Existen diferentes formas de pala de pádel, y debes elegir la forma que mejor se ajuste a tu estilo de juego. Las de forma redonda se pueden mover con más facilidad ya que el centro de gravedad se encuentra en la zona del puño, que es por dónde la cogemos. Esto se traduce en una mayor ligereza, ya que apenas notaremos peso al golpear, y por tanto, en un mayor control. Además, con este tipo de palas es más difícil fallar, ya que al tener la forma redonda, dispondremos de una mayor superficie de golpeo. Por tanto, son las más recomendables para principiantes.

Las de forma de lágrima, también conocidas como palas con forma de gota de agua por su diseño, son perfectas para jugadores que buscan control y potencia a la vez.En ellas el balance está repartido hacia el medio, ofreciendo un punto de dulce amplio, y un excelente equilibrio entre control y potencia. Son ideales para jugadores de nivel medio. Las de forma de diamante, por último, están diseñadas para los jugadores más pegadores y potentes, con un balance más alto. No son, por tanto, recomendables para principiantes.

¿Qué peso debe tener?

La clave está en elegir una pala con un peso que te haga sentir cómodo. Hay jugadores que la prefieren lo más ligera posible, mientras otros optan por un peso superior.

Si acabas de empezar, se recomiendan con un peso de entre 360 y 365 gramos, ya que de este modo resultará más fácil hacerte a ella, ofreciendo una excelente suavidad y movilidad. Más adelante, si lo deseas, podrás aumentar su peso.

El balance

Por otro lado, también es importante elegir el balance adecuado en tu pala de pádel, y hay tres tipos de balance diferentes. El balance bajo es el que tienen las palas redondas que, como hemos comentado anteriormente, tienen el peso hacia el puño. Esto significa que tendrás el control de la misma en la palma de tu mano, por lo que podrás moverla con mucha más facilidad.

En las de balance medio el balance generalmente se encuentra en el puente. Se dice que son palas de balance intermedio, que ofrecen una buena movilidad, aunque puede haber modelos en el que el peso va más hacia la zona de la cabeza, lo que dificultaría la movilidad. Y por último están las de balance alto, las más adecuadas para jugadores de potencia que se caracterizan por tener una gran pegada. Tienen el peso en la cabeza, lo que ayuda a rematar con más facilidad.

¿Goma Foam o Eva?

Por nuestra experiencia, la goma Foam es más adecuada para jugadores que buscan un tacto más blando, y un mayor confort. Evitará lesiones o dolores en muñecas, codos y hombros.

Mientras que la goma Eva es más densa y potente, y se recomienda para jugadores más pegadores, que busquen un tacto más duro.

¿Fibra de vidrio o de carbono?

Por lo general, la fibra de vidrio es el material más común en las palas de pádel, ya que resulta más fácil de elaborar.

En cambio, la fibra de carbono es más ligera y resistente, y es más recomendable para los jugadores de mayor nivel.

¿Qué tener en cuenta al comprarla para mujer?

Las características son las mismas, y la única diferencia entre una pala de hombre y de mujer está en el peso, ya que por lo general las de mujer son más ligeras, y tienen unos pesos que van desde los 345 a los 355 gramos.

Siguiendo estos sencillos consejos podrás elegir el modelo que mejor se adapte a tus necesidades específicas.

--

Contenido patrocinado