Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El opositor ucraniano Anatoli Sharí / WIKIPEDIA

El opositor ucraniano Anatoli Sharí, en libertad

El periodista y bloguero ha declarado ante el juez de la Audiencia Nacional este jueves tras ser detenido por traición

3 min

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha dejado en libertad con medidas cautelares al opositor ucraniano Anatoli Sharí tras tomarle declaración este jueves. Sharí fue arrestado ayer, miércoles, por la Policía Nacional en virtud de una orden de detención internacional emitida por Ucrania.

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) lo acusa de llevar a cabo actividades ilegales en detrimento de la seguridad nacional en el ámbito de la información. En concreto, le imputa un delito de alta traición, recogido en el artículo 111 del Código Penal, y otro de incitación al odio por violar la igualdad de los ciudadanos según su raza, nacionalidad, creencias religiosas, discapacidad y otras causales, recogido en el artículo 161.

"Cerdos estúpidos"

El SBU argumentó que Sharí había actuado en detrimento de la seguridad por referirse a los servicios de inteligencia de su país como “cerdos estúpidos” y por lanzar proclamas a favor del multilingüismo en los vídeos difundidos a través de sus redes sociales.

Sin embargo, el juez de la Audiencia Nacional ha considerado que estos argumentos no tienen el peso suficiente como para ordenar su ingreso en prisión hasta que se resuelva la petición de extradición, confirma su mujer, Olga Bondarenko. “Esperamos poder regresar a casa hoy mismo”, asegura. Sin embargo, el magistrado mantiene abierto el procedimiento, sobre el que se pronunciará en los próximos días. 

"Todo traidor recibirá su castigo"

Aunque el SBU celebró la detención del ucraniano “por actuar en nombre de estructuras extranjeras” y lo entendió como una evidencia más de que “todo traidor de Ucrania tarde o temprano recibirá su castigo merecido”, por el momento su situación se ha resuelto con una declaración ante el juez.

No obstante, Sharí tendrá que comparecer ante los juzgados más cercanos a su domicilio los días 1 y 15 de cada mes. Asimismo el juez le ha retirado el pasaporte y le ha prohibido abandonar el país. A pesar de que Calama considera que no concurren los supuestos necesarios para su ingreso en prisión "dadas las circunstancias del caso y el arraigo del investigado", las condiciones impuestas quedarán sin efecto si después de 40 días desde que se produjo su detención Ucrania no presenta formalmente su demanda de extradición.