Menú Buscar
El expresidente catalán, Artur Mas, y una ala de un hospital / CG

La oenegé que apadrinó Mas explota contra los recortes en salud

Fadam, que lucha contra el cáncer infantil, denuncia las carencias en ambulatorios catalanes

4 min

La oenegé que apadrinó el expresidente catalán Artur Mas también ha explotado contra los recortes en materia sanitaria. Fadam, cuyas siglas significan familiares y amigos de Ángel Manzanares y que recauda fondos contra el cáncer infantil, ha explotado contra las carencias en atención primaria en Cataluña. El presidente de la asociación ha iniciado una cruzada contra el horario de apertura y atención telefónica de los ambulatorios en la zona del Vallès.

"La atención primaria es el primer lugar donde acude un paciente a tratarse. Es el primer filtro. Debe funcionar a la perfección, y no tener centralitas de atención telefónica que dejan a gente a la espera. O horarios de apertura insuficientes", denuncia Antonio Manzanares, presidente de la entidad.

La nueva lucha de Fadam, creada en 2006 para apoyar la investigación médica contra el cáncer infantil y que aún tiene a Mas como presidente de honor, ha empezado en la zona del Vallès.

No contesta nadie

"Estábamos hartos de llamar a los distintos ambulatorios de la localidad de Cerdanyola. Nunca cogían el teléfono. Algunos centros, como el compartido con Ripollet, tienen escasas horas de atención. Así que nos pusimos en marcha", indica el activista.

Dicho y hecho, el presidente de Fadam presentó quejas en los ambulatorios, y anunció una campaña de denuncia en redes sociales. Sus movimientos han obligado a intervenir al gerente de atención primaria del CatSalut en la zona, Joaquim Verdaguer.

"Nos dijeron que era un problema puntual de una centralita. Pero esto viene de largo: Centros de Atención Primaria (CAP) con esperas para primeras visitas que se demoran meses, ambulatorios que no abren en verano, etcétera", enumera el activista.

Perdió un hijo

El ciudadano conoce los peligros de demorar las visitas en su propia piel. La familia Manzanares perdió un hijo a causa del cáncer infantil en 2004. "A mi hijo no se le detectó el tumor cerebral hasta que lo llevamos a la Corporación Sanitaria Parc Taulí tras varias visitas al ambulatorio. En la lucha contra el cáncer, la prevención es fundamental. Y aquí la atención primaria juega un papel clave", recuerda Antonio.

Desde su creación en 2006, Fadam ha conseguido varias victorias. La asociación promovió y consiguió la instalación de un acelerador lineal para niños y niñas en el Hospital Vall d'Hebron. Además, pidió al Congreso que el cáncer infantil fuera motivo de baja laboral de uno de los padres, con éxito. Ahora, la organización se centra en inyectar recursos ciudadanos en el Instituto de Oncología de Vall d'Hebron.

Por su parte, Mas apadrinó una asociación --que se define "completamente apolítica"-- tras el caso de Ángel. El expresident mencionó su colaboración con la entidad en televisión en 2007, e inauguró la sede en 2011.