Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de jóvenes bailan en un local de ocio nocturno / EP

El ocio nocturno cifra en 6.457 millones las pérdidas acumuladas desde el inicio de la pandemia

Durante todo este periodo entre el 85% y el 90% de los trabajadores del sector han estado en un ERTE

3 min

El ocio nocturno acumula pérdidas por valor de 6.457 millones de euros en Cataluña desde la irrupción de la pandemia, como consecuencia de las restricciones impuestas para contener contagios, que han llevado a los locales del sector a cerrar 20 de los últimos 23 meses. A pocos días de reabrir sus locales el próximo 11 de febrero, la patronal catalana de ocio nocturno, Fecasarm, ha hecho balance de las pérdidas ocasionadas desde el primer cierre en marzo de 2020.

Del total de 6.457 millones de euros dejados de ingresar, casi la mitad, unos 3.635 millones, corresponden a las pérdidas de 2021 y 2022, y el resto se imputan a las registradas de marzo a diciembre de 2020. El secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas, ha explicado que entre un 85% y un 90% de los 37.000 trabajadores con los que contaba el sector han estado afectados por un ERTE.

3.700 locales

La afectación ha sido desigual en función de la intensidad de las restricciones en cada momento durante estos 23 meses y dependiendo de las características de cada establecimiento. Esta situación se debe a que los que contaban con licencia para servir comida han mantenido parte de su actividad. Además, un número todavía no precisado de locales han cerrado sus puertas de manera definitiva ante la imposibilidad de hacer frente a los costes de estar cerrados, por lo que muchos expedientes temporales han pasado a ser un ERE.

La falta de continuidad en el trabajo ha llevado también a un número importante de trabajadores a emigrar a otros sectores de actividad e incluso a otras comunidades autónomas, según Boadas, que afirma que estos días muchos locales están teniendo problemas para contratar a personal para abrir el 11 de febrero. El sector está integrado por 3.700 locales y se calcula que estos empleaban de media a unos 10 trabajadores.

Seguridad jurídica

Pese a acudir a los tribunales reiteradamente, las patronales del ocio nocturno no han conseguido revertir la decisión del Govern de esperar al 11 de febrero para reabrir las discotecas. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechazó el pasado jueves por última vez el enésimo recurso del sector para avanzar la apertura, argumentando que el cierre no empuja a los clientes de los locales nocturnos a prácticas ilegales como los botellones.

Ante el nuevo escenario que se abre la semana que viene, Boadas ha instado al Govern a pactar unos datos "preobjetivables" que sirvan de referencia para aplicar ciertas restricciones y así poder garantizar, en su opinión, cierta seguridad jurídica.