Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las obras del Nou Hospital Evangèlic de Barcelona / CG

Las obras del Nou Hospital Evangèlic de Barcelona comienzan con cinco años de retraso

El proyecto, aprobado en 2015 por el entonces alcalde de Barcelona Xavier Trias, debería haberse finalizado en 2018

4 min

Tras varios años de retraso, los operarios han comenzado a trabajar en el edificio en el que desde 2018 debería estar en funcionamiento el centro hospitalario del Nou Hospital Evangèlic de Barcelona. Sin embargo, la estampa es muy distinta. Por el momento solo está en pie la fachada de las antiguas cocheras de autobuses de la TMB, protegida por patrimonio, que quedará integrada en el innovador edificio. 

Proyecto del Nou Hospital Evangèlic / NHE
Proyecto del Nou Hospital Evangèlic / NHE

El nuevo centro de atención intermedia, que lleva ya más de cinco años de retraso, se levantará en el 22@, en el barrio de Poblenou. Concretamente, estará emplazado entre las calles de Sancho de Ávila y de la Ciutat de Granada. La construcción de este nuevo centro hospitalario implica el cierre de las instalaciones que la institución privada tiene actualmente en barrio de Gràcia --mucho más precarias-- y con su traslado se dará apoyo, además, a la atención primaria de los barrios de Sant Martí y Ciutat Vella, así como al Hospital del Mar.

Más de un año de retraso

El centro hospitalario, que tendría que haber entrado en funcionamiento a principios de 2018, lo hará previsiblemente en 2023, algo que parece improbable teniendo en cuenta la envergadura del proyecto. Aunque la primera piedra se colocó en 2021, en los últimos meses no ha habido avances significativos. El nuevo sociosanitario ocupará 10.000 metros cuadrados y contará, aproximadamente, con 190 camas destinadas principalmente al cuidado de personas mayores que necesiten atención geriátrica especializada

La fachada de las antiguas cocheras de la TMB quedará integrada en el nuevo hospital / CG
La fachada de las antiguas cocheras de la TMB quedará integrada en el nuevo hospital / CG

Este nuevo hospital, destinado a pacientes que requieran de rehabilitación intensiva, de un control clínico continuo o que se encuentren en fase terminal, también aliviará la presión hospitalaria de la zona, ya que contará con una planta para un centro de urgencias de atención primaria. 

Al ayuntamiento retrasa el proyecto

El proyecto, que se aprobó durante en el mandato de Xavier Trias como alcalde de Barcelona, es obra del estudio PMMT Arquitectura y, aunque se espera que esté finalizado durante el primer trimestre de 2023, se prevé que el proceso se dilate en el tiempo. El motivo principal es el cambio de emplazamiento. Inicialmente estaba previsto que el centro se levantara en las antiguas oficinas de la Compañía General de Autobuses de Barcelona, pero el gobierno de Ada Colau decidió a última hora que colocaría en su lugar la Casa de les Lletres. 

Ahora, el hospital se erigirá en unos terrenos municipales que el consistorio ha cedido a la institución privada durante un periodo de 50 años, y no de 75 como había decidido el anterior gobierno municipal. Tras ese tiempo, tanto el terreno como el edificio pasarán a manos del Ayuntamiento de Barcelona