Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Obligan a mujeres a operarse el pecho para prostituirlas en Barcelona y Zaragoza

La policía libera a cinco víctimas de explotación sexual y detiene a siete individuos por un delito de trata de seres humanos

3 min

La Policía Nacional ha liberado a cinco víctimas de explotación sexual en Barcelona y Zaragoza. Una operación que se ha saldado con siete detenidos, por captar a las mujeres en sus países de origen, donde las obligaban a someterse a una cirugía de aumento de pecho antes de viajar a España, donde las forzaban a ejercer la prostitución.

Concluye así una investigación conjunta con la Guardia Civil, que comenzó en junio de 2019, después de que una de las víctimas, ahora testigo protegido, denunciase a la organización. Pocos meses después, una joven de 18 años, embarazada, acudió a un hospital de Caspe con diversas lesiones.

Embarazada con lesiones

La mujer trabajaba en un club de alterne de la misma localidad, forzada por los mismos explotadores. Al igual que al resto de afectadas, la habían captado en su país de origen con "promesas de una vida mejor", señalan desde el cuerpo. Una vez en España, la obligaban a ejercer la prostitución, y a entregar la mayor parte de la recaudación a la madame del club, quien también la trasladaba a su domicilio para evitar que pudiese escapar.

Un agente de la Guardia Civil con un detenido por trata de seres humanos con fines de explotación / GUARDIA CIVIL
Un agente de la Guardia Civil con un detenido por trata de seres humanos con fines de explotación / GUARDIA CIVIL

Con la excusa del viaje a la Península, la banda exigía a las víctimas abonar entre 10.000 y 12.000 euros en concepto de "deuda", que debían saldar prestando servicios sexuales. Si no accedían, las amenazaban con posibles represalias sobre ellas y sus familiares.

Captación con el 'lover boy'

La rama asentada en Caspe captaba a las víctimas mediante el método del lover boy , por el que uno de los integrantes de la organización, asentado en el país de origen de las futuras víctimas, se encarga de “engatusarlas”, iniciar así una relación sentimental y acaba convenciéndolas para viajar a la Península y trabajar en la hostelería

Era el mismo individuo quien facilitaba el traslado al territorio, donde otros miembros de la red esperaban a las mujeres, y las escoltaban hasta un domicilio. Allí se les explicaba que debían efectuar el pago de la deuda contraída y que para saldarla debían ejercer la prostitución.

Siete detenidos

Tras el registro de 10 locales y domicilios de los sospechosos --entre ellos un gimnasio y una pizzería de Caspe--, los agentes se incautaron de armas y 25.000 euros en efectivo y arrestaron a siete integrantres de la organización.