Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una sanitaria visita a un enfermo ingresado en una uci / EP

Un neumólogo alerta de que se avecina una tercera ola de coronavirus en enero

Antes de la pandemia dio en el clavo sobre lo que pasaría a partir de marzo y ahora advierte de que después de Navidad caerá ‘la tormenta perfecta’

5 min

El neumólogo madrileño que antes del inicio de la pandemia predijo con acierto lo que ocurriría a partir de marzo vuelve a expresar públicamente su opinión de lo que está venir y es para echarse a temblar si vuelve a dar en la diana. Donni, como se hace llamar, prevé que habrá una tercera ola que tendrá su pico en los meses de enero y febrero. Con más de 28.000 seguidores en Twitter, cree sin embargo que estas navidades habrá una cierta normalidad.

Donni está convencido de que las medidas que se están adoptando estas semanas darán un cierto respiro a partir de diciembre: “A lo largo de noviembre y principios de diciembre la incidencia va a bajar otra vez. Por el cierre de la hostelería, los confinamientos suaves, la limitación a los movimientos y el uso masivo de tests antigénicos como en Madrid”, explica.

Navidades 'normales'

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, la situación estará más controlada pero ni mucho menos a los niveles del mes de junio: “No va a bajar a casi 0 como en junio, ya que para eso se necesitaría un confinamiento estricto, rastreadores, tests masivos y demás pijadas que nuestros dirigentes no ven necesarias”, dice. “Pero bajará lo bastante como para desahogar hospitales y volver a sentirnos casi ‘normales’ para Navidad”, añade para generar confianza entre sus seguidores.

Sin embargo, este neumólogo cree que las fiestas navideñas serán el detonante que den paso la temida tercera ola. “La Navidad va a ser de nuevo el caldo de cultivo ideal para que la incidencia vuelva a subir: desplazamientos, cenas de empresa, días de vacaciones, reuniones familiares... Y todo ello en interiores sin ventilar porque fuera en diciembre hace pelete. ¿Consecuencia? 3-4 semanas después, de nuevo subidas de casos con pico máximo entre enero y febrero. La tercera ola, que será más rápida que en verano porque partiremos de una peor situación y el frío no nos va a ayudar, alerta el neumólogo madrileño”.

Y además, la gripe

Al efecto del Covid-19 hay que sumarle que enero suele ser un mes tradicionalmente de alta presión hospitalaria en España: “Las infecciones respiratorias, especialmente la gripe, que en invierno campa a sus anchas. Así que en enero tendremos la tormenta perfecta: frío, vida en interiores, sensación de normalidad, hospitales llenos y tercera ola de coronavirus. Y con miles de otras infecciones respiratorias para confundir tanto a médicos como a pacientes”.

La esperanza que alberga este neumólogo, es que este año el invierno en cuanto a catarros y gripes tenga menor incidencia como ya ha ocurrido en los países: “En el hemisferio sur este año la incidencia de gripe ha sido muy baja. Por el confinamiento, el uso masivo de mascarillas y el descenso de la vida social. Además este año la campaña de vacunación está siendo masiva. ¡Esto nos va a ayudar!”

Según su experiencia, esta tercera ola podría ser la última ya que se espera que las primeras vacunas empiecen a utilizarse y surtir efecto entre febrero y marzo. Eso sí, la enfermedad no desaparecerá, pero nos permitiría recuperar la normalidad: “Las vacunas van a empezar a llegar en febrero-marzo. Con ellas el covid-19 no va a desaparecer pero dejará de ser un problema de salud pública. Sinceramente creo que en verano todo esto ya será un mal sueño. Espero acertar con esto también” concluye su relato.

Destacadas en Crónica Vida