Menú Buscar
El ingeniero José Luis Cordeiro (i) y el matemático David Wood(d),  presentan el libro "La muerte de la muerte" / EFE

La muerte será opcional en 2045 según dos ingenieros

Los investigadores aseguran que los humanos moriremos por accidentes y otros siniestros, pero no por causas naturales

20.04.2018 17:16 h.
3 min

La muerte será opcional en el año 2045. Así lo han asegurado los ingenieros José Luis Cordeiro y el cofundador del sistema operativo Symbian, David Wood, durante la presentación en Barcelona de su nuevo libro, "La muerte de la muerte". 

Ambos han llevado a cabo un estudio en el que explican el cambio de la vida humana de aquí poco más de 25 años. Los humanos, aseguran, podrán rejuvenecer y la muerte ya no será algo natural. Asimismo, destacan que los humanos "morirán por accidentes, siniestros o asesinatos", pero la muerte natural por edad dejará de existir. 

Tecnología de genes

El matemático de Cambridge, David Wood, ha explicado durante la presentación que esto será posible gracias a varias técnicas tecnológicas, en las que la nanotecnología tendrá un papel fundamental. Según Wood, cambiará la genética del ser humano, es decir, convertirá los genes malos en sanos, la medicina regenerativa, la eliminación de las células muertas del cuerpo, los tratamientos con células madre, la reparación de las células dañadas y la impresión de órganos en 3D.

El principal objetivo es "curar el envejecimiento: revertirlo y rejuvenecer", ha sentenciado su compañero de trabajo, José Luis Cordeiro, quien ya ha dejado claro que él no piensa morir, y que, además, en 30 años "será más joven que hoy".

Fin al envejecimiento

Wood y Cordeiro han señalado que en diez años las enfermedades como el cáncer tendrán cura, y han alegado que compañías como Google "están entrando en el campo de la medicina porque se han dado cuenta de que curar el envejecimiento es posible". Ante las preguntas de una posible superpoblación en la Tierra, los autores del libro han argumentado que todavía cabe mucha gente en la Tierra y que actualmente la gente no tiene tantos hijos como antaño. Además, contemplan que "se podrá habitar el espacio".

El precio del tratamiento será caro, asegura Cordeiro, pero no tiene duda que una vez se comercialice en un mercado competitivo "el precio bajará porque beneficiará a todos" y ha comparado esta ciencia con la tecnología, hace 15 años inaccesible para algunos y ahora "democratizada y barata".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información