Menú Buscar
Imagen de un patinete eléctrico / PIXABAY

Muere una mujer atropellada mientras iba en patinete eléctrico

La ciudadana, que no pudo superar las consecuencias del accidente, falleció el martes 23 de octubre en el hospital

3 min

Una mujer de 40 años ha fallecido en Sabadell atropellada por un camión, mientras circulaba con un patinete eléctrico. La víctima, Belén Portero, murió la noche del martes 23 en el Hospital Parc Taulí.

Portero no ha podido superar las consecuencias del politraumatismo, ocurrido el 9 de octubre, provocado por el accidente. La mujer fue trasladada rápidamente por la ambulancia en estado muy grave al hospital, donde finalmente falleció el pasado martes.

¿Cómo ocurrió?

Según el diario local de Sabadell, Portero fue atropellada en un paso de peatones por un camión que, según testimonios, tenía el semáforo en verde e iba a una velocidad adecuada.

Sin embargo, otros testimonios afirman que la mujer circulaba con un patinete eléctrico por la acera y cayó en la calzada, justo en el momento que transitaba un camión que no pudo hacer nada por evitar el atropello.

Ausencia de normas

El accidente mortal reabre el debate en Sabadell sobre la ausencia de normativa municipal en relación con los patinetes que sí que existe en otras poblaciones como Barcelona.

Fachada del Hospital Par Taulí de Sabadell, cuyas obras de ampliación se han encallado / CG

Fachada del Hospital Par Taulí de Sabadell

El ayuntamiento apunta a la modificación de la Ordenanza de Circulación y también estudia restringir los espacios de circulación para estos aparatos eléctricos.

Regulación en Barcelona

Barcelona dispone de la regulación más avanzada para controlar los patinetes debido a la aprobación de una normativa, hace poco más de un año, mediante la cual se buscaba acortar la circulación de segways y aparatos similares. La normativa expulsa a los patinetes de las aceras y los envía a los carriles bici

El problema es que el sector de los patinetes avanza tan rápido que ya está superando la ordenanza pionera de Barcelona. Los agentes de la Guardia Urbana se encontraron con que les faltaba una normativa técnica para sancionar a los nuevos vehículos. El Ayuntamiento de Barcelona trasladó la inquietud a la dirección general de Tráfico (DGT) que ya se han puesto conjuntamente a trabajar en ello.

Destacadas en Vida