Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pascal, el presunto violador de Drassanes, en el barrio del Raval días antes de la agresión sexual que, supuestamente, perpetró / CG

Los vecinos de Drassanes advirtieron a la policía de que el violador era un "potencial peligro"

La comunidad de la zona denuncia que reportó a las autoridades otros hechos delictivos que perpetró el presunto agresor los días previos a su detención y pide "soluciones"

3 min

La asociación de vecinos de Robadors Picalquers Roig, en la zona de Drassanes, han emitido este lunes un comunicado tras la violación ocurrida en el Raval la madrugada del pasado jueves. De acuerdo con los vecinos, el presunto violador cometió en el pasado "diversos hechos delictivos en la calle Robador" y aseguran que es "un potencial peligro" para la comunidad. Asimismo, se lamentan que las "diversas autoridades" han "teniendo conocimiento de ello". 

Como informó Crónica Global, la operación de los Mossos d'Esquadra para localizar y detener al agresor ha resultado un desastre mayúsculo y la sensación de desamparo entre los vecinos del barrio se ha evidenciado. Desde la asociación vecinal, la persona acusada de violación estuvo "arrancando cableado de la zona verde" el pasado viernes 12 de abril desde primera hora de la mañana. Pascal --nombre provisional a la espera de cotejar sus distintas identidades-- también "increpaba a los vecinos y a la Guardia Urbana".

"Advertimos de su comportamiento"

Otros de los hechos delictivos que reportan es la quema de la basura neumática de la calle Robadors que obligó a policía y bomberos a actuar el sábado 13 de abril a las 6 horas de la mañana. Los vecinos tuvieron que ayudar en las labores de sofocar el incendio con extintores: "había riesgo real de que se incendiara todo el edificio, ya que esta vez había metido un colchón por el hueco. Acude policía y bomberos, se detiene al acusado de provocarlo".

Uno de los contenedores quemados por el presunto violador de Drassanes días antes de la agresión sexual en Barcelona / CG

El container quemado por el presunto violador

Por si esto fuera poco, el viernes 21 de abril, la comunidad de la zona de Drassanes sostiene que volvió a ver al acusado en la calle Robador, esta vez ensangrentado: "la violación a la joven ya había ocurrido, a pesar de todas las advertencias que dimos desde la AAVV, de su comportamiento violento y antisocial". 

Desde la asociación piden "soluciones" para una zona que califican de estar "especialmente descuidada de Barcelona" y, de este modo,  "garantizar la buena convivencia y la seguridad de los vecinos, ciudadanos y visitantes de Barcelona".

Destacadas en Vida