Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Helena Jubany, la joven de 27 años asesinada en Sabadell en 2001 / FAMILIA JUBANY

Justicia para Helena Jubany: "Queremos saber quién la asesinó"

La familia de esta joven, asesinada en diciembre de 2001 en Sabadell a los 27 años, trabaja para reabrir el caso, que se cerró tras el suicidio de una de las sospechosas

5 min

Fue el 2 de diciembre de 2001 cuando Helena Jubany, de 27 años, fue asesinada en Sabadell. La mataron en un bloque de pisos del Eixample donde residían dos miembros de la Unió Excursionista de la ciudad, entidad de la que ella también era socia. Una instrucción judicial plagada de errores y omisiones llevó al sobreseimiento del caso cuatro años después, tras el suicidio en prisión de una de las sospechosas, Montserrat Careta. Su entonces pareja, Santiago Laiglesia, nunca llegó a ser detenido pese a ser imputado. Ahora, 19 años después, su entorno ha impulsado un manifiesto para reabrir el caso ya que no llegó a celebrarse el juicio. Una de sus impulsoras, Maria Argudo, subraya: “Queremos saber quién la asesinó y que se haga justicia”.

Helena, durante una excursión con Montserrat Carreta y Santiago Laigleisa / FAMILIA JUBANY
Helena, durante una excursión con Montserrat Carreta y Santiago Laigleisa / FAMILIA JUBANY

Tras el manifiesto, que ha superado las 13.000 adhesiones, han iniciado una recaudación de fondos --9.000 euros-- para pagar los gastos que supondrá la reapertura de la investigación. “Una campaña de mecenazgo para sufragar peritajes de parte, que en su momento el juez instructor denegó, y que requerirá la contratación de profesionales. Queremos ayudar a la familia Jubany a aportar las pruebas necesarias para que se resuelva, finalmente, este crimen”, subraya Argudo.

Errores en la instrucción

La última vez que vieron con vida a Helena fue el mediodía del 30 de noviembre de 2001. Dos días más tarde, un vecino localizó el cuerpo sin vida de la joven, desnudo y con varias quemaduras, en el patio interior de un bloque de pisos de la calle Calvet d’Estrella. “No tenemos ninguna duda de que el caso se reabrirá porque hay indicios suficientes para ello. No se necesitan pruebas extra, porque lo que falló en su momento fue la instrucción y el sistema judicial”, señala la portavoz del manifest sabadellenc.

El caso prescribirá en diciembre de 2021, cuando se cumplirán 20 años del asesinato de la joven, por eso el abogado de la familia estudia la forma de reabrirlo. “El sobreseimiento se decretó en 2005, cuando la principal imputada --Careta, pareja de Laiglesia-- se quitó la vida. Había tres sospechosos más, pero no se siguió la pista y el caso se dejó de lado”, recuerda Argudo.

Justicia para Helena

Laiglesia era otro de los imputados. “Vivían juntos --con Careta--, en el mismo piso; y no tenían coartada para el día que Helena desapareció. Bailaban muchos detalles que no se estudiaron. A este investigado se le llegó a citar a declarar cuando estaba de vacaciones, se le dijo que ya lo haría cuando volviese y, cuando lo hizo, le emplazaron a hacerlo cuando se hubiese recompuesto”, apunta la portavoz de Fem Justícia Helena Jubany, recordando que eso llevó a que se cerrase el caso sin saber quién asesinó a la joven y, por tanto, “sin hacer justicia”.

Helena durante una excursión de la UES en Prades / FAMILIA JUBANY
Helena durante una excursión de la UES en Prades / FAMILIA JUBANY

El letrado contratado por los familiares trabaja a contrarreloj para conseguir la reapertura del caso. Los impulsores del manifiesto, además de promover la recogida de fondos, hacen piña junto a los Jubany. “Les damos el apoyo que no recibieron de entidades como la Unió Excursionista, de la que Helena formaba parte”, cuenta Argudo. Aunque el estado de alarma por la pandemia ha ralentizado la actividad judicial, se muestra convencida de que los indicios existentes son más que suficientes para retomar la investigación de este crimen.

La impulsora del manifiesto celebra que la familia de Helena comience a contar con la solidaridad y el apoyo de los sabadellenses. “El que no tuvieron hace 19 años”, lamenta. “Todos estos años de tristeza, tras perder a una hija y a una hermana y de estar solos”. Y es que Argudo señala que mucha gente “ha perdido el miedo al silencio, se están volcando con ellos, y están aportando información muy importante. Detalles que pueden esclarecer aspectos que no quedaron claros y que nos dan mucha fuerza”, señala.