Menú Buscar
Ciberseguridad / PIXABAY

Invertir en ciberseguridad para mejorar el negocio

Un estudio revela que las empresas mejor capacitadas en ciberseguridad consiguen aumentar su facturación en más de un 5 %

05.11.2018 16:15 h.
3 min

Existe una relación directa entre proteger las empresas de ciberataques y mejorar sus cuentas de resultados. El 48% de las compañías bien preparadas en términos de ciberseguridad han conseguido un aumento de facturación de más del 5 %.

Así se desprende de los datos del barómetro Cyber Ready de Vodafone. El estudio también apunta que sólo el 24 % de las organizaciones pueden considerarse razonablemente preparadas frente a ciberataques (cyber ready).

Una de las preguntas del barómetro ha estado orientada a conocer el compromiso de las empresas españolas con la tecnología para proteger el negocio. El resultado es que el 84 % de los directivos afirma que invertirá más en soluciones de ciberseguridad durante los próximos tres años.

Un valor añadido

La percepción que los responsables de negocio tienen sobre la importancia de la ciberseguridad es alta y está considerada como un valor añadido. De hecho, el 67 % de las empresas españolas cree que contar con una buena reputación en seguridad es muy positivo para el negocio y que le permitirá ganar nuevos clientes. La implantación de tecnología adaptada a las necesidades del negocio es la mejor opción para conseguirlo. Así lo entiende el 83 % de las empresas españolas, cuyos responsables aseguran que invertirán al menos un 10 % del presupuesto de TI y comunicaciones móviles en seguridad, una cifra por encima de la media (78 %).

Cuando una empresa valora positivamente estar protegida, también lo hace a la hora de contratar servicios de un tercero. Así opina la mayoría de los consultados en España (86 %), que defienden que la ciberseguridad es importante y lo tienen en cuenta para exigir que sus proveedores y partners cumplan con las principales políticas y normativas.

España, concienciada con la ciberseguridad

Por otro lado, España destaca como un país muy sensibilizado sobre las posibles consecuencias que un ciberataque o una pérdida de información confidencial puede suponer para su imagen de marca y su reputación. En este sentido, el 67 % de los directivos españoles está preocupado por el efecto que estos incidentes pueden tener en su organización, una cifra por encima de la media global (60 %).