Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una paciente con cáncer que utiliza los gorros hipotérmicos que ayudan a combatir la alopecia permanente / HOSPITAL DEL MAR

El avance del Hospital del Mar para evitar la alopecia en el cáncer

El centro ofrece gorros hipotérmicos a baja temperatura que impiden que el medicamento de la quimioterapia llegue a la raíz del cabello

2 min

El Hospital del Mar ofrece gorros hipotérmicos --que bajan la temperatura de la piel-- a pacientes con cáncer de mama que reciben una dosis concreta de quimioterapia a partir de docetaxel, un medicamento que puede causar la caída permanente del cabello.

El anuncio de esta medida coincide con la celebración, este viernes, del Día Mundial Contra el Cáncer. En esta jornada se reivindica la necesidad de más investigación, pero también la importancia de acompañar psicológicamente a los enfermos durante todo el proceso de la enfermedad, dado que el 40% de ellos acaban sufriendo depresión y ansiedad.

Medicamento

El Servicio de Oncología del Hospital del Mar, uno de los cuatro hospitales públicos de referencia en la ciudad de Barcelona, ya ha adquirido cinco gorros hipotérmicos.

A pesar de que se ha empezado en pacientes en tratamiento de cáncer de mama con docetaxel, también se puede aplicar en personas con otros tipos de tumores para los cuales está indicado este medicamento, como los de próstata y pulmón, entre otros.

Efectos secundarios

Los pacientes se tienen que poner el gorro 45 minutos antes de recibir el tratamiento, mantenerlo puesto mientras lo reciben y 45 minutos después de acabar su administración. Entre el 30 y el 50% de las pacientes pueden sufrir efectos secundarios como dolores de cabeza, náuseas o dolor en el cuero cabelludo. Sin embargo, "en general no son importantes" y la mayoría pueden utilizar los gorros durante todo el proceso, explica el hospital.

Los gorros suministrados se mantienen a muy baja temperatura con el objetivo de evitar que el medicamento quimioterápico llegue a la raíz del cabello y la dañe. Están hechos de silicona y se tienen que mantener a -20 grados antes de aplicarlos. Esta situación obliga a disponer de unas neveras especiales para poderlos mantener a esta temperatura.