Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida / EFE

El Hospital de Lleida, a punto del colapso

La capital ilerdense suma 84 personas ingresadas por coronavirus, 11 de ellas en las unidades de cuidados intensivos de centros sanitarios públicos

5 min

El brote de coronavirus en el Segrià, en Lleida, afecta a un número de personas cada vez mayor a pesar del cierre perimetral de la comarca. Tanto es así que el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de la capital ilerdense asegura que está a punto de saturarse y ha tenido que aumentar el espacio reservado para tratar a los pacientes con Covid-19. Lleida capital contabilizaba, a las siete de la mañana de hoy, 84 hospitalizados por coronavirus (dos más que ayer), 11 de ellos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los centros públicos.

El Arnau de Vilanova es el que mayor número de infectados acoge: 52 personas, de las cuales 46 están en planta y seis, en la UCI. El Hospital de Santa María alberga a cinco pacientes, todos ellos en estado grave, y tres hospitales privados suman 27 ingresados más, según ha informado el Departamento de Salud en un comunicado.

Tres plantas para pacientes de Covid-19

El hospital universitario de Lleida cuenta con tres plantas enteras dedicadas a la atención de enfermos de Covid-19. La dirección del centro ha decidido abrir la tercera de ellas entre hoy y mañana, ya que las otras dos se encuentran al máximo de su capacidad, según ha confirmado el responsable del coronavirus del centro, José Luis Morales, en TV3. 

"Los casos van aumentando progresivamente y la capacidad está agotada", ha reconocido el facultativo. "Calculábamos tener que abrirla el lunes o el martes, pero lo adelantaremos porque, aunque hoy daremos algunas altas, el aumento de casos no nos puede coger desprevenidos". El crecimiento de afectados en Lleida ha puesto en alerta a los expertos de la Generalitat para los próximos días: auguran que pueden superarse con holgura los 1.000 casos, según fuentes internas. Los últimos datos ofrecidos por Salud notificaban 46 nuevos positivos en 24 horas.

Hospital de campaña contra el coronavirus frente al Arnau de Vilanova, en Lleida / EFE
Hospital de campaña contra el coronavirus frente al Arnau de Vilanova, en Lleida / EFE

Alta transmisión comunitaria

Morales ha informado de que el 58% de los casos de Covid que atienden en el hospital son de transmisión comunitaria, "de gente de la calle que va a bares y de diferentes sectores, no únicamente de un perfil como hasta ahora, mientras que el 28% son del sector hortofrutícola, también de familiares de personas que trabajan en este sector".

"Yo salgo a la calle y veo cosas que no me gustan, gente con mascarillas en la barbilla. Solo que haya dos o tres la transmisibilidad es muy alta", ha reprochado Morales, que ha reconocido que esperaban que "esto pasase en septiembre u octubre, con un paréntesis en julio y agosto", y les ha cogido "en falso": "Teníamos la intuición que habría casos en verano, pero no esperábamos esta magnitud".

Encierro domiciliario "temporal"

El responsable sanitario no ha querido valorar la necesidad de aplicar el "aislamiento domiciliario" a toda la población del Segrià --"hacemos un confinamiento temporal y ya está", ha dicho en referencia a los positivos--. Una opción, esta, que defienden, entre otros, los expertos en epidemiología Antoni Trilla y Oriol Mitjà y que la Generalitat no contempla a pesar de la evidente congestión de la asistencia sanitaria en Lleida.

La saturación del centro sanitario de referencia en Lleida ha llevado a derivar a pacientes no afectados por el coronavirus a otros hospitales. "Tenemos una situación crítica --ha lamentado--, si la curva no baja, la capacidad estará pronto agotada". Morales ha criticado las deficiencias del rastreo de posibles infectados y ha clamado por que "se haga [prueba PCR] a todo el mundo".